Haiki
1 Comment 6826 Views

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE ENEAGRAMA

Si acabas de llegar a este maravilloso mundo del eneagrama, seguramente son varias las preguntas que te habrán asaltado y, muchas veces, quizás no hayas encontrado una respuesta sencilla a cada una de ellas.  Para solucionarlo, vamos a ir respondiendo a lo que son las cuestiones que se suelen repetir y que conviene tener claras desde el principio. Si ya sabes mucho de eneagrama, este texto no es para ti; pero, si estás dando tus primeros pasos, te será de suma utilidad leerlo con atención.

ÍNDICE

1 DICCIONARIO DE ENEAGRAMA.

Acceder al post completo sobre el #DiccionarioEneagrama

Curso – taller online de INTRODUCCIÓN al eneagrama.

Acceder al curso ONLINE de de INTRODUCCIÓN al eneagrama.

2 PREGUNTAS SOBRE LOS ENEATIPOS

2.1 ¿Cuándo se forma el eneatipo?

Los eneatipos se construyen en la infancia. El niño o niña a los 9 años va consolidando su personalidad y ya está construido el personaje que le acompañará a lo largo de su vida. Este disfraz que soporta el ego (son fijaciones a una determinada pasión), es fundamental para que el niño pueda relacionarse con el mundo.  Eso sí, lo que nos sirvió en la infancia, no es necesariamente lo que ahora nos es más útil, por lo que conviene entenderlo bien y ver cómo podemos hacer cambios que nos acerquen a un estado de plenitud mayor. El trabajo con el eneagrama, normalmente, es lento y los cambios se van produciendo de a poquito.  A día de hoy, estos patrones de conducta construidos en muchos casos hace muchos años, sólo nos boicotean y nos alejan de nuestra esencia. Además, esto se produce, normalmente, desde la parte inconsciente de nuestro cerebro.

A grandes rasgos, en estos primeros años, podemos, de manera orientativa, cuadrar una serie de patrones comunes por eneatipo que nos pueden ser muy útiles a la hora de entender cada personalidad.

Acceder: https://bit.ly/3lZyroo

Curso – taller online de INTRODUCCIÓN al eneagrama.

REPLAY Masterclass de Eneagrama

Al final, te hacemos una promoción irresistible para el curso ONLINE de INTRODUCCIÓN AL ENEAGRAMA (EDICIÓN 3) – Acceder aquí- .
Contactar con Haiki para cualquier duda: Haiki@haiki.es

2.2 ¿Físicamente los eneatipos se parecen?

A veces sí y a veces no.  Desde la Bionergética también se estudia el carácter  y se dan rasgos comunes físicos para cada tipo (esquizoide, oral, psicopático, masoquista y rígido). En nuestra opinión este tema es muy interesante, pero hay que tener cuidado con él. Podríamos decir que, por ejemplo, la mayoría de los nueves coinciden con el carácter masoquista (son redonditos y voluminosos), pero no todos los masoquistas necesariamente tienen que ser nueves.  Es decir, nos da pistas del físico de cada uno; pero no es, en última instancia, determinante. (Para saber más, lee este post)

2.3 ¿Puedo ser más de un eneatipo? Creo que soy un tres y un siete

Respuesta rápida: No.  Respuesta lenta: No, pero todos tenemos rasgos de varios eneatipos. No es bueno ni malo, hay personalidades que coinciden de pleno en muchos aspectos de un eneatipo  y se puede identificar claramente con uno de ellos y otras en las que no. Las que no coinciden tan claramente tienen que hacer más trabajo de búsqueda para encontrar su eneatipo.  Al final, aunque tengamos rasgos de varios eneatipos, en esencia siempre somos uno solo. Más sobre el tema aquí.
«El carácter no cambia. Lo que cambia es la relación propia con el carácter»
Claudio Naranjo.

2.4 ¿Existen las medias naranjas entre los eneatipos?

Respecto al tema de la pareja y el amor, no hay números incompatibles; aunque es cierto que, en algunos casos pueden saltar chispas. Si estamos ante un dos y un cuatro que no están muy centrados, su día a día puede ser una “fiesta” de intensidad y hacer saltar la convivencia por los aires. Acceder al post: ¿Existen las medias naranjas entre los eneatipos? La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es simbolo-eneagrama-de-las-relaciones-personalidad-haiki-eneatipos-750.png No decimos que sea tarea sencilla reconocer estos patrones. De hecho, por ello mismo, hemos creado un curso para abordar este tema. Un taller online que nos dará una perspectiva más amplia de lo que es el eneagrama en sí mismo y que, en consecuencia, nos ayudará a aprender a vivir un poco mejor. Si ves que te puede cuadrar el tema, !!tienes toda la información por aquí!!

2.5 ¿Conviene que me digan que eneatipo soy?

No, y si alguien te lo está diciendo, aunque lo haga de buena fe, no te está ayudando.  Se pueden dar pistas para que alguien se plantee ciertas cosas de un eneatipo o de otro; pero, en última instancia, es algo que sólo uno mismo sabe y, normalmente, se da después de mucho trabajo interno. Hay gente que está claramente equivocada sobre su eneatipo y es tentador indicarle el camino; pero, es mucho más sanador facilitar que sea la misma persona la que encuentre su verdadero eneatipo.

2.6 ¿Identificarme con un eneatipo puede cambiar mi manera de ver la realidad?

Lo primero que tendríamos que tener claro es si con el eneatipo que me identifico es que realmente es el mío. Muchas veces no es tan sencillo como parece y lleva a una introspección importante. Más en nuestro curso de los subtipos del eneagrama, AQUÍ.

2.7 Si somos sólo un eneatipo ¿Podemos tener rasgos de carácter de otros eneatipos?

Todos tenemos un poco de otros muchos eneatipos más allá del nuestro esencial y esto también hay que asumirlo. Lo importante es no encasillarnos ni echar la culpa de lo que hacemos al personaje. Eso es, si me identifico con un siete, no vale cuando la liemos y nos metamos en mil frentes y no seamos capaces de cumplir nuestros compromisos, decir: «es que así somos los sietes». Se trata de lo contrario, de auto-responsabilizarnos, procurando no entrar demasiado en la culpa, pero de asumir nuestra realidad. Así, desde ahí, seguir evolucionado y transformando nuestra relación con el ego. El personaje está y va a estar siempre con nosotros, pero se trata de que no seamos sus títeres. Bien al contrario, toca coger las riendas de la nave y ser nosotros, la esencia, quien la pilote.

2.8 ¿Hay eneatipos sanos? 

Lo primero que nos podríamos  ¿Hay números (eneatipos) mejores y peores?  Y la respuesta es claramente: No, todos son igual de buenos y de “malos”. Es decir, cada uno tenemos lo nuestro. Eso sí, también es cierto que, muchos sietes, al principio, piensan que, en realidad, ellos están de maravilla y lo suyo sería que todos los números tendieran a ser como ellos. Con el tiempo, se dan cuenta que son igual de neuróticos que el resto. Más en nuestro curso de los subtipos del eneagrama, AQUÍ.

REPLAY Masterclass de Eneagrama

Al final, te hacemos una promoción irresistible para el curso ONLINE de INTRODUCCIÓN AL ENEAGRAMA (EDICIÓN 3) – Acceder aquí- .
Contactar con Haiki para cualquier duda: Haiki@haiki.es

2.9 Ya sé mi eneatipo ¿Y ahora qué?

Si para llegar a ser consciente de tu eneatipo has hecho un trabajo serio de autoconocimiento ya habrás dado un paso importante. Pero, como siempre decimos, no es el objetivo del eneagrama conocer por fuerza nuestro eneatipo. El objetivo del eneagrama es que nos ayuda a conocernos mejor; por lo tanto, lo importante es seguir aprendiendo de cada eneatipo y, sobre todo, darnos tiempo para integrar todo lo aprendido. Más en nuestro curso de los subtipos del eneagrama, AQUÍ.

2.10 ¿Qué eneatipos se parecen más?

Partiendo de la base de que hay eneatipos que son diametralmente opuestos y que nadie se podría confundir, por ejemplo un 8 y un 5, hay otros que sí pueden resultar más similares. A veces, el parecido es meramente “formal” y cuando de verdad rascas más allá de la superficie, se ve un fondo muy diferente; pero, en algunos casos, tenemos eneatipos, o mejor dicho, subtipos de eneatipos que se asemejan mucho. Sobre todo ello, nunca está de más reflexionar. El eneatipo 2 cuando se viene arriba, sobre todo en subtipo sexual y social, puede parecer un ocho. De hecho, de dice que el dos está ocheando cuando su orgullo es más palpable de lo habitual.  Por ello, hay gente que se ubica en el ocho y no el dos. Y ochos no hay tantos como se piensa. El ocho ha tenido una infancia, normalmente, desestructurada y sin límites, mientras que el dos, generalmente chica, ha sido el ojito derecho de papá y su infancia fue aparentemente feliz. Por aquí, se quitan muchas dudas.  El subtipo conservación, lejos de ochear, lo que hace es cuatrear mucho. Es decir, su tendencia a evitar el conflicto y ser como una niña grande, le hace tener una energía mucho más suave que sus compis de suptipos y podría recordar al eneatipo cuatro. Esconde tanto su orgullo que pareciera no tenerlo y ser tan sólo una niña caprichosa.  Curiosamente, algunos nueves también se pueden llegar a ver en el eneatipo dos, aunque, de partida, tienen un funcionamiento diferente. Sin embargo, los dos ponen la mirada en el otro. El dos para ver a quien puede ayudar (y tener deudas pendientes) y el nueve busca personas con las que confluir y olvidarse de sí mismos. Esto  lleva al eneatipo dos a situarse en una figura de salvador que no es lo mismo que el servicial nueve, pero puede tener ciertos ecos. Para saber el resto de parecidos entre eneatipos y subtipos, te animamos a apuntarte a nuestro curso: Curso – Taller ONLINE Eneagrama de las relaciones.

2.11 ¿Cuáles son las polaridades en los eneatipos?

Partiendo de la base de que lo primero es entender bien las triadas, luego los eneatipos en sí mismos y, posteriormente, los subtipos, hay otro tema que nos puede ser de gran ayuda: las polaridades entre los eneatipos. Más allá de nuestro eneatipo, tod@s tenemos más polaridades de las que nos imaginamos . Incluso en las personas muy serviciales habrá una polaridad, en un momento dado, que les lleve al egoísmo. Acceder al post sobre el tema de las polaridades

2.11 ¿Cuáles son los trastornos o patologías que corresponden a cada eneatipo?

Antes de entrar en este tema tan complejo conviene puntualizar que, en nuestra opinión, NO hay trastornos mentales propios de cada eneatipo. O escrito de otra forma, cualquier trastorno o psicopatología puede aparecer en cualquier eneatipo.  Dicho esto, sí que vemos que puede haber ciertas tendencias. Es decir, en determinados casos de neurosis máxima, hay más probabilidades que ciertos eneatipos desarrollen una patología concreta. Importante recalcar que cuando hablamos de patológica no hablamos de locura. La locura, entendida como se suele entender, es otra cosa. También es cierto que está «La locura lo cura» del controvertido Memo que le da otra visión al tema (ver aquí). A su vez, conviene insistir en que el concepto de neurosis dentro del eneagrama no se entiende igual que fuera. Las personas ajenas a este mundo pensaran en la neurosis como algo cercano a la psicosis. De hecho, si nos vamos a la RAE, tenemos que es una «Enfermedad funcional del sistema nervioso caracterizada principalmente por inestabilidad emocional.» Sin embargo, todos los que seguimos las enseñanzas de Claudio Naranjo entendemos que, básicamente, es el estado natural del ego. Un ego que, ciertamente, tiene pasión por una emoción y, desde ahí, se disocia de la parte esencial de cada persona. Más sobre el tema por aqui

2.12 ¿Cómo sé si estoy enamorado de mi personaje?

Una de las sensaciones más incómodas cuando se comienza a trabajar con el eneagrama es saber, si cuando nos radiografiamos, lo que vemos pertenece al ego a la esencia. A su vez, vemos que mucha gente va conociendo el eneagrama; pero, aún así, hay ciertas partes de la forma de ser de su ego a las que tiene demasiado cariño. Es como si hubiera una especie de enamoramiento del personaje. Si ves que te interesan estos temas, estás en el lugar adecuado. Normalmente,  se quiere tener una visión clara del eneatipo y saber cuál somos. Ubicarnos cuanto antes y a otro cosa. Es un impulso normal, pero no muy recomendable. Es más práctico tener paciencia y saber que acertar con el eneatipo con el que nos identificamos realmente, no es tan sencillo. De hecho, será el propio ego (ver post) quien se encargará de crear en nuestra cabeza tanta confusión como haga falta. El ego nos ha traído hasta aquí y no quiere dejar de comandar la nave. De hecho, cuando se producen cambios demasiado bruscos en este apego al yo pequeño, también puede tener su peligro. Conviene ir poco a poco en la dirección del yo grande o yo más real. Aun así, si con este trabajo de auto-obersavicón de la mano del eneagrama, llegamos a ver el personaje que nos acompaña y nos identificamos con un eneatipo, este momento puede ser muy potente. Por un lado, puede haber una sensación de vacío grande que nos lleve a preguntarnos ¿Quién somos en verdad?. Y, en paralelo, puede haber otra sensación de paz; de, al fin, entendernos mejor. La combinación de ambas es más habitual de lo que pueda parecer.

Más sobre el tema en el post Enamorados del personaje (acceder).

2.13 ¿Existen mudras por cada eneatipo?

Así es y lo contamos por aquí.

2.13 ¿Cómo se comporta cada eneatipo frente al dinero?

Esta es una buena pregunta, de respuesta más compleja de lo que pudiera parecer. De hecho, se podría reformular en plan ¿Cómo se comporta cada SUBTIPO de cada eneatipo frente al dinero? En nuestra opinión, hay diferencias muy claras que se traducen en patrones de comportamiento específicos. Por ejemplo, un eneatipo tres tendrá una pasión especial por el dinero, en cuanto a que le permite conseguir sus logros. Y si de paso, le ayuda a conservar su status, mejor que mejor. En la antítesis nos podemos encontrar al eneatipo cinco. Curiosamente, los avariciosos no tienen la codicia en su ADN. Más bien  les interesa no perder lo poco que tienen; pero, no son ambiciosos como el dos o tres. O mejor dicho como los subtipos sociales del dos y el tres. Es decir, la relación con el dinero de un tres conservación, poco o nada tiene que ver con la de los sociales. Como ves este tema da mucho juego y en nuestro CURSO  entramos en mucha más profundidad. Acceder al curso sobre ENEAGRAMA y Dinero La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es moneda-dinero-haiki-eneatipos-eneagrama.png

3 ¿El eneagrama es como el horóscopo? 

No, no tiene nada que ver. El eneagrama es una “excusa” para indagar en uno mismo y conocernos mejor. Es un estudio específico de la personalidad humana. Depende del talante con el que venimos al mundo, la educación recibida y las vivencias experimentadas, sobre todo en nuestra niñez.

4 ¿Se puede considerar el eneagrama un método científico?

No, el eneagrama no es un método científico. Se trata de un sistema que mapea la personalidad humana, basado en el acercamiento empírico y vivencial al ego de cada persona. Todos tenemos un grado -mayor o menor- de neurosis que fortalece al ego y nos aleja de nuestro verdadero yo. El trabajo consiste en ir acercándonos a nuestra esencia y dar tregua al personaje que normalmente nos acompaña.

5 Si mi hijo es un tres ¿Cómo puedo ayudarle?

El eneatipo sólo lo puede saber uno mismo. Los demás podemos intuir por dónde van los tiros. De todas formas, no estamos aquí para salvar a nadie, aunque sean hijos y parejas. Cada uno ha de emprender su propio camino y, si tenemos suerte y trabajamos duro, podemos aprender mucho y crecer como personas.  Desde ahí, podemos inspirar al otro a recorrer su camino.

6 Se puede usar el eneagrama a un nivel laboral.

Se puede, pero sólo se debe si se controla mucho sobre el tema. Si no es así, nos quedaremos en una visión superficial del asunto y puede que no nos ayude en absoluto. Dicho esto, es cierto que para determinados puestos de trabajo un eneatipo encaja mucho mejor que otro. Si ponemos de comercial a un cinco, puede que estemos forzando demasiado su zona de confort y si un siete está todo el día encerrado en una oficina sin contacto humano, seguramente, se irá marchitando con el paso del tiempo. Existen  herramientas muy potentes que centran el tiro directamente en el entorno laboral como es el sistema DISC o los roles de Belbin. En cualquier caso, si el eneagrama se usa tal cual, sí que entendemos que hay un campo muy interesante para que las organizaciones y las empresas avancen y tengan un mejor ambiente laboral. Pero esto, no es tarea sencilla y por eso, salvo excepciones, mucho nos tememos que lo que se hace es una versión light del eneagrama. Más en: ENEAGRAMA Y TRABAJO (aquí).

7 ¿Son más importantes las fortalezas de cada eneatipo o las «sombras» o parte más neurótica?

Técnicamente, son igual de importantes. Pero, en la práctica inicial, si nos centramos demasiado en la luz, se nos olvidará profundizar en las debilidades de cada eneatipo y nos quedaremos con una visión rosa del eneagrama -tal y como se ve en muchas páginas del mundo del coaching-.  No es que las fortalezas de cada eneatipo no sean importantes; pero, conviene centrarnos en desenmascarar nuestro ego y ver cómo muchos patrones de conducta nos han traído hasta aquí, pero no son los más deseables.  Nosotros tenemos claro que hay que bajar a los infiernos para, luego, ir a la luz. Volar sin raíces profundas es un riesgo que no vale la pena asumir.

8 ¿Por qué no habláis de las virtudes de cada eneatipo? ¿No será mejor poner el poco en la luz en vez de en la sombra?

Hay mucha gente que cuenta el eneagrama desde la parte aparentemente más luminosa. Esto lo vemos sobre todo en blogs de Coaching y también en algunos libros que leímos en su día. Sin embargo, si leemos los libros de Claudio Naranjo, nos damos cuenta de que cada eneatipo es descrito poniendo el foco en su sombra. Es decir, la radiografía del mismo, incide en una especie de neurosis elevada.  Lo importante es no dulcificar la realidad y atrevernos a contarnos verdad.  Si por ejemplo olemos a eneatipo dos, será más interesante ver cómo es nuestra falsa generosidad y nuestra manipulación que quedarnos con lo positivo. Es muy sencillo que alguien se reconozca como una persona seductora, sensible, cuidadosa, empática, altruista, colaboradora, ayudadora, cariñosa, detallista  y servicial. Pero ¿para qué sirve verte desde ahí? Dónde estará el trabajo de crecimiento personal? Para nosotros, es mejor encarar el tema desde darnos una vuelta por el infierno y luego ya iremos a tocar el cielo; pero, primero toca poner el mono de trabajo. Acceder al post: Las VIRTUDES de los eneatipos del eneagrama.

9 Hay muchas visiones sobre el eneagrama ¿Cuál es la correcta?

Nosotros comenzamos a leer sobre eneagrama hace 15 años. Hay varios autores como Richard  Riso o Helen Palmer que han escrito mucho sobre eneagrama. En nuestra opinión, no son libros que tengan una visión muy precisa de lo que es un conocimiento profundo del eneagrama.  En España destaca la figura de Borja Vilaseca que cuenta con una presencia muy fuerte en la red y tiene un libro titulado Encantado de conocerme. Más allá de ellos en la red hay mucha gente hablando del eneagrama sentando cátedra aun sabiendo muy poquito. Como ya has ido viendo en este post, nosotros, si podemos elegir,  apostamos por la visión y enseñanzas de Claudio Naranjo.

10 Ok, tengo claro que el eneagrama me puede cambiar la vida ¿Dónde puedo aprender más sobre esta herramienta?

Nosotros siempre recomendamos las lecturas de los libros de Claudio Naranjo (ver post)  y para profundizar más en el eneagrama hacer los cursos del SAT.  Nosotros así lo hemos hecho y ha sido una experiencia realmente transformadora.  Si por lo que sea, no te cuadra hacer los SAT, busca el curso sobre eneagrama que más te convenza ¡y a por ello!

REPLAY Masterclass de Eneagrama

Al final, te hacemos una promoción irresistible para el curso ONLINE de INTRODUCCIÓN AL ENEAGRAMA (EDICIÓN 3) – Acceder aquí- .
Contactar con Haiki para cualquier duda: Haiki@haiki.es

11 ¿El eneagrama es un medio o es un fin?

Cuando alguien se acerca al eneagrama por primera vez, lo normal es que lo primero que quiera saber es su eneatipo. De hecho, puede llegar a pensar que quizás haya una fórmula mágica que le resuelva el problema. Quizás pueda pensar que ese atajo deseado sea hacer los test de eneagrama (sobre ello hemos hablado por aquí). Pero, ¿Qué pasa cuando supuestamente la persona se ha ubicado en su eneatipo? Pues no pasa nada. Y de hecho, aquí termina el coqueteo de la mayor parte de la gente que se acerca al eneagrama. Además, decimos “supuestamente” porque, si no hay un trabajo previo de auto-conocimiento,  el eneagrama no ayuda demasiado. Alguien puede leer la descripción de los eneatipos y ubicarse en cualquiera menos en el suyo. Si no se entiende el eneagrama como una herramienta profunda, pero herramienta al fin y al cabo, tenemos el primer problema. El eneagrama es el “qué”, pero el “cómo” y el “para qué” es otra cosa. Un “qué” que allá por 1970 le llega a Claudio Naranjo de manos del boliviano Óscar Ichazo (Escuela de Arica). Sobre la historia del propio eneagrama, si os va bien, hablaremos otro día. El psiquiatra y humanista chileno tras una estancia en el desierto de Arica de 40 días y 40 noches, empieza a dar forma a lo que hoy conocemos como eneagrama de la personalidad.

12 ¿El eneagrama de la personalidad de Claudio Naranjo nace en Chile?

Claudio Naranjo comienza a enseñar eneagrama en un grupo en Santiago de Chile (con la participación de su mamá) y, luego, durante tres años el eneagrama forma parte estructural de los primeros SAT que Naranjo hace en Berkeley (California). Los comienzos son mágicos e ilusionantes; pero, lo que nuestro querido y admirado Claudio enseña no es lo que sus discípulos comienzan a replicar en Estados Unidos. Así que, se para el programa SAT, llega la noche oscura del alma de Claudio Naranjo y vuelve todo a resurgir a principios de los 90 en Babia (España).
Imagen de Claudio Naranjo en uno de sus trabajo de la época del SAT en Babia
En este caso el “qué” sigue siendo el mismo pero “cómo” se enseña cambia. Claudio Naranjo se rodea de valiosos colaboradores (en su mayoría del mundo de la Gestalt) y acompaña la enseñanza del eneagrama de otros tantos “qués” como la meditación, parentales, danza, teatro, Gestalt o movimiento espontáneo. Te gustará el post: El origen del eneagrama.

13 ¿Qué papel tiene Claudio Naranjo en el eneagrama?

Aunque es cierto que el eneagrama en sí mismo tiene un origen milenario, el eneagrama de la personalidad, tal como lo conocemos hoy en día, tiene su origen en Claudio Naranjo. El psiquiatra y humanista chileno aprendió de Óscar Ichazo las bases de la teoría del eneagrama y Naranjo lo desarrolló al máximo. Previamente, Ichazo aprendió de George Ivánovich Gurdjieff quien, a su vez, fue el creador del cuarto camino. En el año 1970 Claudio Naranjo comienza a enseñar a un pequeño  grupo de personas eneagrama. Fueron tres o cuatro años de trabajo y en Esalen y, a partir de ahí, algunos autores como Hellen Palmer o Richard Riso comienzan a explicar una versión del eneagrama. Mientras tanto, Naranjo, sobre todo desde finales de los ochenta en sus SATs, sigue explicando un eneagrama complejo y profundo que, realmente, nos enseña a bucear en nosotros mismos. Este es el camino que a nosotros nos interesa y que explicamos en este blog y nuestros cursos (ver aquí). Más sobre Claudio Naranjo (aquí) Más sobre le tema por aquí.

14 ¿El eneagrama que se explica en Haiki es el de Claudio Naranjo?

Hemos leído a otros autores, libros enteros, pero no nos convencen demasiado. Por suerte, hemos podido mamar de la fuente original y este el conocimiento que intentamos trasladar en este blog. Así, como vemos, Naranjo no solo hace una aporte un desarrollo fundamental en la explicación de los propios eneatipos, sino que lo acompaña de todo un proceso de crecimiento personal. Un auténtico desafío al ego, para poder contactar con nuestra verdadera esencia. A partir de aquí, son muchos autores los que hablan de eneagrama. Hay cientos de libros y mucha información en la red. Por desgracia, mucho de lo que se habla y escribe sobre el eneagrama dista bastante del mensaje de Claudio Naranjo. Nosotros, en la medida de nuestras posibilidades, nos intentamos mantener fieles a lo aprendido en el proceso SAT y con las lecturas de sus libros. Aun con todo, si alguien se acerca al eneagrama por otra vía, encontrará otro “qué” y, por lo tanto, lo que le podrá dar la herramienta será otra cosa. Tendrá que ver, pero no es lo mismo. Más sobre Claudio Naranjo (aquí) Más sobre le tema por aquí.

15 ¿Cuántos tipos de eneagrama hay?

Lo que hoy entendemos por eneagrama es algo muy distinto a que fue el eneagrama a lo largo de los siglos. El conocimiento que le llegó a Gurdjieff y éste traspasó a Ichazo difiere bastante de lo que Claudio Naranjo desarrolló a partir de lo que éste último le transmitió en Arica en 1969. Claudio Naranjo dio paso a la psicología de los eneatipos o eneagrama de la personalidad. A partir de ahí, muchos le copiaron o mejor dicho mal copiaron y el eneagrama, en distintas versiones, se popularizó por todo el mundo.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Gurdjieff-haiki-cuarto-camino-eneagrama-claudio-naranjo.jpg

George Ivánovich Gurdjieff

En cualquier caso, sabemos que el eneagrama tan sólo es un mapa, que puede distar del territorio; pero, en nuestra opinión, es el mapa que más se acerca a la realidad. El eneagrama no sólo sirve para saber cuál es tu eneatipo; el eneagrama es una excusa para conocernos mejor y, a partir de ahí, querernos más y ser más empáticos con el mundo.  Con todo ello, depende de nosotros seguir pasando de puntillas por la vida o pisar fuerte, con raíces profundas y desplegando nuestras alas para conectar con lo más valioso que tenemos: nosotros mismos.  Eso no son fuegos artificio, no es la falacia del optimismo rosa. Nada que ver con ese rollete de que “tú eres la bomba” y “puedes con todo”, que “te mereces lo mejor” y con creer en ti mismo ya tienes medio partido ganado. Esto, como decimos, va de reconocernos, de contarnos verdad y de ponernos el mono de trabajo. Quien quiera atajos o sucedáneos que siga con Richard Riso y Helen Palmer. Quien quiera que el trabajo con el eneagrama le sirva para algo más potente que siga el camino trazado por el maestro chileno Claudio Naranjo. Más sobre Claudio Naranjo (aquí) Más sobre le tema por aquí.

REPLAY Masterclass de Eneagrama

Al final, te hacemos una promoción irresistible para el curso ONLINE de INTRODUCCIÓN AL ENEAGRAMA (EDICIÓN 3) – Acceder aquí- .
Contactar con Haiki para cualquier duda: Haiki@haiki.es

16 ¿Hace falta estar mal para ir a terapia?

Hay mucha gente que piensa que quien va a terapia está fatal y que, de hecho, él o ella no irá nunca. Incluso hemos oído a supuestos terapeutas diciendo que quien no va  a terapia es gente normal y los que van es porque están muy mal. En nuestra opinión, una de las mejores maneras de avanzar en este maravilloso mundo del eneagrama es en un proceso terapéutico.  La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es terapia-haiki-terapeuta.jpg Más sobre el tema en: Eneagrama y terapia.

17 ¿Qué es el SAT?

Como bien sabemos, el eneagrama de la personalidad tal como lo conocemos hoy, se lo debemos al psiquiatra chileno Claudio Naranjo. Éste lo heredó de Óscar Ichazo en el año 1969 y el boliviano lo aprenió del padre del cuarto camino, George Gurdjieff. Una vez integrado el legado que recibe, Naranjo comienza a desarrollar la teoría del eneagrama y da consistencia a las descripciones de los eneatipos. Así, da forma al mapa más preciso que a día de hoy tenemos sobre los arquetipos de la personalidad.  Con todo ello, el maestro chileno, comienza a explicar eneagrama, pero lo hace dentro de un programa: el SAT. Desde principios de los setenta el eneagrama se enseñan de la mano de otras disciplinas como el trabajo con los padres, meditación o danza. Así, se consigue un sistema que termina siendo una especie de trituradora de egos. Algo totalmente novedoso y que coincidió con los años más luminosos de Claudio Naranjo. A esta etapa tan activa siguen unos años sin SATs. Pero, a finales de los ochenta, en la localidad española de Babia se retoma el programa esta vez, con mucha más estructura y Naranjo se acompaña de los mejores gestaltistas del momento. Para saber más sobre el tema por aquí. A partir de ahí, el SAT va evolucionando hasta convertirse en uno de los mejores programas de crecimiento personal del mundo. Por suerte, hace más de 10 años que pudimos arrancar el proceso y, todo ello, supuso un antes y un después en nuestras vidas. Rescatamos el testimonio de la terapeuta, Sandra Maitri , integrante de los cuatro primeros SATs a principios de los años setenta. «Vivíamos y respirábamos el eneagrama, descubriendo y dando dimensión a su teoría en nuestra propia experiencia. La comprensión de Naranjo de este poderoso mapa sorteó radicalmente nuestras defensas frente a ver y experimentar el funcionamiento de nuestras personalidades. Nos condujo a nuestros infiernos personales; nuestras experiencias individuales de carencia en el corazón de nuestra personalidad, que constituyen el resultado inevitable de la pérdida de contacto con nuestra Verdadera Naturaleza. Las carencias del ego —que probablemente sean muy familiares para muchos lectores— pueden experimentarse como un vacío interior, falta de sentido, falta de dirección, inutilidad; una sensación de falta de substancialidad, valor, estima; una sensación de ineptitud o carencia. Éstos son solo unos pocos sabores de este desagradable estado. Desprovistos de nuestros antiguos modos de eludir este estado de deficiencia del ego, éste persiste para la mayoría, por no decir para todos nosotros, a pesar de la plétora de prácticas espirituales que hagamos y todas las experiencias sublimes y emocionantes que tengamos en el grupo». La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es yo-interior-ego-haiki.jpg

18 ¿Cómo son las relaciones de las triadas del eneagrama entre sí?

Cada eneatipo se relaciona con el resto siguiendo una serie de patrones bastante concretos. Siempre hay margen de maniobra pero cuando, por ejemplo, un eneatipo cinco mira a un eneatipo seis no tiene nada que ver  lo que siente que cuando se relaciona con un eneatipo ocho. El primero le transmite tranquilidad y el segundo, casi seguro que, bastante miedo. Pero antes de entrar en cada eneatipo en sí mismo, conviene tener una visión más panorámica de cómo se relacionan las triadas entre sí. La triada de la emoción suele estar en una montaña rusa emocional constante. Sus ganas de dar y recibir amor les lleva a vivir con mucha intensidad sus relaciones. Cuando estas relaciones se producen entre personas de la misma triada, por un lado suele haber mucha intensidad, pero, a la vez, las relaciones tienen a ser bastante caóticas.  Se pone el foco en lo emocional y muchas veces falta “tierra” en este tipo de relaciones. Si quieres completar este tema, no tienes más que apuntarte a nuestro curso: Curso – Taller ONLINE Eneagrama de las relaciones.

19 ¿No corremos el riesgo de etiquetar y encasillar desde el eneagrama?

El eneagrama no es un sistema para etiquetar a nadie, ni siquiera a nosotros mismos. No encasilla porque hay que tener claro que tan sólo es un mapa. Un mapa muy exacto; pero, evidentemente, no es el territorio. Es una herramienta que nos sirve para auto-conocernos mejor. Y no hay que olvidar que todos tenemos rasgos de casi todos los eneatipos; por lo tanto, no niega nada. Sin embargo, el eneagrama afirma que en lo transcendente tan sólo nos identificamos con uno de los nueve eneatipos. Tampoco, afirma que somos esa personalidad; lo que hacemos es identificarnos con ese eneatipo. Es más, el ego (eneatipo) tapa lo que somos en esencia. Así, se trata de comprender muy bien los nueve eneatipos y sus subtipos. Si integramos estas 27 formas de ser, podemos aprender mucho del ser humano en general y de nosotros en particular.  Además, desde ahí, desde conocernos más y ser más amables con nosotros mismos, podemos también ser más empáticos con el otro. Nos será más fácil ponernos en los zapatos de la gente que nos rodea y,  de esta forma, las relaciones mejorarán.

20 ¿Es buena idea usar el eneagrama en la educación de niños y adolescentes?

Aunque entendemos que puede ser tentador pensar que l@s profesor@s pueden «etiquetar» a sus alumn@s y, así ayudarles en clase, vemos más peligros que ventajas. Por un lado, bastante complicado es auto-observarnos l@s adult@s y ver con qué eneatipo, realmente, nos podemos identificar, como para andar identificando a otr@s. Si son menores, más allá de la componente ética, más complicado todavía. Así, en el caso de querer hacerlo, vemos muy complicado que el docente realmente tuviera tanto conocimiento de sí mismo y de la herramienta del eneagrama como para acertar a ver el verdadero eneatipo con el que se identifican sus alumn@s. Lo que no toca no es etiquetar a nadie sino estar presente desde la parte más amorosa posible. Por otro lado, los niños y adolescentes están en plena construcción de su carácter y no parece buena idea que venga nadie a decirles si son un seis o un cuatro y, por tanto, condicionarles. En nuestra opinión, es mucho mejor que l@s eduacor@s usen la herramienta del eneagrama para auto-observarse y crecer como personas. A mayor conciencia de sí mism@s,  más allá de la componente teórica, mejor podrán ayudar a su alumn@s. Otra cosa es que, en determinados casos, un profesor que sí conozca en profundidad el eneagrama, puntualmente, pueda intuir que ciert@ niñ@ apunta maneras hacia un ocho o hacia un tres. Pero, poco más. Lo importante, al igual que en la educación de nuestr@s hij@s, es la capacidad que tengamos para bajar el volumen de nuestra neurosis y hacer decrecer al personaje que ha comando nuestra vida. Con esto ya tenemos  bastante. Mientras tanto, mejor dejamos que nuestr@s niñ@s crezcan libres y lo más en contacto posible con su propia esencia.  Este es el trabajo real de educador@s y progenitores. Lectura recomendada: CAMBIAR LA EDUCACION PARA CAMBIAR EL MUNDO Autor: Claudio Naranjo Editorial: La Llave

21 ¿Cómo es la meditación en cada eneatipo?

Aunque tenemos clarísimo que a todos los eneatipos les viene de perlas meditar, conviene tener en cuenta ciertos aspectos. De partida, un eneatipo cinco tiene cierta facilidad, parara estar en estos mundos. Es un especialista de poner foco en una sola cosa y además tiene una tendencia a mirar hacia arriba que le facilita el tema. Por contra, a sus compis de triada, los sietes, les cuesta Dios y ayuda parase a lo que sea, también a meditar. Quizás el siete social tenga más facilidad, pero el sexual y conservación necesitan de mucha paciencia para meterse de lleno con el tema. Lo mismo ocurre con otros eneatipos como los ochos y algunos doses, que necesitan tanto la intensidad en sus vidas que pararse a meditar les supone un reto demasiado grande. En cualquier caso, más allá de las dificultades de cada eneatipo, ninguno tiene excusa para no pararse todos los días 10 minutos por lo menos a intentarlo. Así que, seas el eneatipo que seas, desde Haiki, te animamos a dar por lo menos el primer paso. NO hablamos de que te hagas un Vipasana; con que te sientes unos minutos poniendo el foco en la respiración e intentando calmar la menta, ya será mucho mejor que no hacer nada. Más sobre el tema: MEDITACIÓN, MUDRAS Y ENEAGRAMA.

Texto redactado por Haiki

Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó


También te puede interesar: 

Guía rápida del Eneagrama.

El eneagrama según Claudio Naranjo.

1 COMMENT
  1. Avatar
    Marta Arellano

    Antonio Pacheco, hablando sobre ser un eneatipo concreto, nos dijo: tú qué quieres ser, 1 grano de maíz o una mazorca completa?.
    Es verdad que la cabra tira al monte, sin embargo qué bueno podría ser integrar cada eneatipo en una y ser una mazorca completa.

Responder a Marta Arellano Cancelar la respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top