Haiki
No Comments 220 Views

El ENEAGRAMA según CLAUDIO NARANJO.

No es lo mismo aprender eneagrama según lo enseñado por Claudio Naranjo que hacerlo aprendiendo de otros autores.

De hecho, aunque desde fuera pueda resultar parecido, la realidad es que es bien diferente.

Es más, si llegan a ti según qué libros o vídeos de eneagrama, en nuestra opinión, te pueden hacer más mal que bien.

Así que, si te apetece saber más sobre lo que diferencia el eneagrama de Claudio Naranjo de otras enseñanzas, estás en el sitio adecuado.

Vemos que mucha gente aprende cuatro cosas de eneagrama y se pone a enseñar como si, realmente, conociera la herramienta en profundidad. Han leído un libro de Richard Riso o Helen Palmer y listo. Integran lo básico de una enseñanza muy distorsionada y se lanzan a repetir conceptos como papagayos.

Evidentemente, no todo lo que nos encontramos que no sea directo de Claudio Naranjo es un desastre; pero, puestos a elegir mejor ir a la fuente.

Dicho esto, desde Haiki estamos muy atentos a lo que se va publicando sobre esta apasionante herramienta y, más allá de nuestro blog de cabecera de Pobre niño pijo, nos vamos encontrando otras visiones del tema que también nos llaman la atención.

Así que, toca seguir revisando el legado de Claudio Naranjo y, a la vez, no perder de vista las nuevas aportaciones, pero siempre con un espíritu crítico.

1 ¿Qué papel tiene Claudio Naranjo en el eneagrama?

Aunque es cierto que el eneagrama en sí mismo tiene un origen milenario, el eneagrama de la personalidad, tal como lo conocemos hoy en día, tiene su origen en Claudio Naranjo. El psiquiatra y humanista chileno aprendió de Óscar Ichazo las bases de la teoría del eneagrama y Naranjo lo desarrolló al máximo. Previamente, Ichazo aprendió de George Ivánovich Gurdjieff quien, a su vez, fue el creador del cuarto camino. En el año 1970 Claudio Naranjo comienza a enseñar a un pequeño  grupo de personas eneagrama. Fueron tres o cuatro años de trabajo y en Esalen y, a partir de ahí, algunos autores comienzan a explicar una versión del eneagrama. Mientras tanto, Naranjo, sobre todo desde finales de los ochenta en sus SATs, sigue explicando un eneagrama complejo y profundo que, realmente, nos enseña a bucear en nosotros mismos. Este es el camino que a nosotros nos interesa y que explicamos en este blog y nuestros cursos (ver aquí). 

Si quieres saber más sobre el origen del eneagrama, este es tu post (ver aquí).

2 ¿Cuántos tipos de eneagrama hay?

Lo que hoy entendemos por eneagrama es algo muy distinto a que fue el eneagrama a lo largo de los siglos. El conocimiento que le llegó a Gurdjieff y éste traspasó a Ichazo difiere bastante de lo que Claudio Naranjo desarrolló a partir de lo que éste último le transmitió en Arica en 1969. Claudio Naranjo dio paso a la psicología de los eneatipos o eneagrama de la personalidad. A partir de ahí, muchos le copiaron o mejor dicho mal copiaron y el eneagrama, en distintas versiones, se popularizó por todo el mundo.

En cualquier caso, sabemos que el eneagrama tan sólo es un mapa, que puede distar del territorio; pero, en nuestra opinión, es el mapa que más se acerca a la realidad. El eneagrama no sólo sirve para saber cuál es tu eneatipo; el eneagrama es una excusa para conocernos mejor y, a partir de ahí, querernos más y ser más empáticos con el mundo.  Con todo ello, depende de nosotros seguir pasando de puntillas por la vida o pisar fuerte, con raíces profundas y desplegando nuestras alas para conectar con lo más valioso que tenemos: nosotros mismos.  Eso no son fuegos artificio, no es la falacia del optimismo rosa. Nada que ver con ese rollete de que “tú eres la bomba” y “puedes con todo”, que “te mereces lo mejor” y con creer en ti mismo ya tienes medio partido ganado. Esto, como decimos, va de reconocernos, de contarnos verdad y de ponernos el mono de trabajo. Quien quiera atajos o sucedáneos que siga determinadas corrientes más edulcoradas del eneagrama.

Por allá, seguirán hablando, por ejemplo, de que el cuatro es un artista único y sensible. Que es una persona delicada y amorosa con una creatividad fuera de lo normal. Esto es una forma de ver el eneatipo. La otra opción es entenderlo desde su parte más oscura, sus pasiones y fijaciones y tener claro que un eneatipo cuatro es principalmente una persona envidiosa y que está presa de la fijación de la falsa carencia. Desde ahí, vive en el sufrimiento y queda presa de mecanismos de defensa como la introyección.

Como podemos ver, tan sólo en la descripción básica de los eneatipos hay grandes diferencias.

Quien quiera que el trabajo con el eneagrama le sirva para algo más potente que siga el camino trazado por el maestro chileno Claudio Naranjo.

¿Significa esto que en esta visión del eneagrama no hay luz al final de túnel? Claro que la hay y  se llaman las VIRTUDES de cada eneatipo (ver aquí); pero, este es el final de la película. Ahora toca ponernos el mono de trabajo.

3 ¿El eneagrama que se explica en Haiki es el de Claudio Naranjo?

Hemos leído a otros autores, varios libros, pero no nos convencen demasiado. Por suerte, hemos podido mamar de la fuente original y este el conocimiento que intentamos trasladar en este blog. Así, como vemos, Naranjo no solo hace un desarrollo fundamental en la explicación de los propios eneatipos, sino que lo acompaña de todo un proceso de crecimiento personal. Un auténtico desafío al ego, para poder contactar con nuestra verdadera esencia. A partir de aquí, son muchos autores los que hablan de eneagrama. Hay cientos de libros y mucha información en la red. Por desgracia, mucho de lo que se habla y escribe sobre el eneagrama dista bastante del mensaje de Claudio Naranjo. Nosotros, en la medida de nuestras posibilidades, nos intentamos mantener fieles a lo aprendido en el proceso SAT y con las lecturas de sus libros. 

Aun con todo, si alguien se acerca al eneagrama por otra vía, encontrará otro “qué” y, por lo tanto, lo que le podrá dar la herramienta será otra cosa. Tendrá que ver, pero no es lo mismo.

Las diferencias, como explicamos en el vídeo que acompaña este texto, van desde lo puramente conceptual (alas, subtipos, integración…), hasta lo más filosófico o vital. Digamos que cuando integras las enseñanzas de Claudio Naranjo, se convierten en una guía para aprender a vivir mejor. Mejor en sentido más auténtico y trasparente.

Texto redactado por   Haiki Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki).

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top