Haiki
No Comments 2142 Views

El origen del eneagrama.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es haiki-eneagrama-01.png

El eneagrama de la personalidad es una herramienta de autoconocimiento con un origen en cierta forma misterioso.

Vamos a repasar su posible origen sufí y la secuencia de transmisión Gurdjieff – Ichazo – Naranjo.

Si ves que te puede interesar el tema !Vente con nosotros!

1. Los misterios orígenes del eneagrama / Eneagrama Sufí

El eneagrama de la personalidad, tal y como lo contamos nosotros, es una teoría de conocimiento psicológico armada por Claudio Naranjo. En principio, vamos a dar por bueno que tiene una tradición milenaria y un origen sufí, pero “lo gordo” de todo lo que nosotros hemos aprendido tiene que ver con el desarrollo del tema por parte del maestro chileno.

Es decir, el eneagrama es un mapa de la personalidad que se acerca mucho al territorio real de la misma.

La etimología de la palabra eneagrama tiene origen griego y vive a significar “ennea”, nueve, y “grammos”, modelo o forma.

Antes de entrar en harina, tenemos que partir del hecho de que el origen del eneagrama puede no ser tan claro como algunos creen. Eso sí, las especulaciones son de lo más variopinto. Hay varias tesis sobre su origen real. 

Presentación MINICURSO de ENEAGRAMA de la PERSONALIDAD

Acceder al MINICURSO de eneagrama

1.1. El misticismo sufi

Algunos lo sitúan en la época del  filósofo y matemático griego  Pitágoras hace 3.000 años. 

Otros hablan de un origien cercano al  judaísmo esotérico a través de Filón, un judío neo platónico. Incluso algunos autores como el fundador de Eneagrama 360, Khristian Paterhan, habla de una antigüedad de 5.000 años (ver aquí).

En cualquier caso, parece más probable dar por bueno un origen cercano a las tradiciones islámicas sufíes. Este misticismo sufi pudo estar relacionado con procesos cosmológicos y también con apertura de la consciencia hacia la espiritualidad. Quizás también tenga relación con el Árbol de la Vida de la Cábala. De hecho, el propio Claudio Naranjo, en los años setenta tenía mucho interés en estos temas.

Estas órdenes sufíes son sectas místicas del Islam que se remontan a los siglos X y XI.

Incluso hay quien mete en el ajo al poeta, místico y maestro sufi Rumi (Siglo XIII):

“Tú eres una sombra: ¡aniquílate en los rayos del Sol!

¿Cuánto tiempo seguirás contemplando tu sombra?

¡Contempla también Su luz!”

 Rumi

1.2 Ramon Llull

Otros estudiosos sitúan su origen mucho más atrás, en el año 2.500 A.C quizás en Babilonia (Hermandad “Sarmoun”).

La estudiosa del eneagrama Fátima Fernández Christlieb habla en su libro  “¿De dónde demonios salió el Eneagrama?” de los Oráculos Caldeos (fragmento de un documento utilizado por Magos -que a su vez son origen de “nuestros” Reyes Magos). En él se habla de la combinación círculo, triángulo, enada. Según la estudiosa argentina el propio Pitágoras conocía a los Caldeos.

Portada libro “¿De dónde demonios salió el Eneagrama? 
Diagrama dibujado por Raimundo Lulio (Siglo XII).

A todo ello, hay que tener en cuenta la relación casi directa de los siete pecados capitales  de la tradición judeo cristiana y las pasiones de cada eneatipo (sólo dos pasiones no corresponden a los pecados). Sobre ello hablamos por aquí.

Según algunos estudioso del eneagrama sería Ramon Llull el primer escritor que utilizó términos y símbolos relacionados con las pasiones e ideas santas y colocarlas alrededor de un diagrama de nueve puntas rodeada por un círculo.

En 1307, Ramon Llull publicó su Llull Ars Brevis (Sistema breve) y ahí se pueden ver diagrama como los de la imagen

1.3. Geometría

También, conviene recordar que las iglesias cristianas de oriente del siglo IV ya estaban hablando de implementar virtudes y desterrar vicios.

Evagrio Póntico  fue un asceta cristiano que trabajó en esta línea y que vivió un autodestierro en el desierto.

Estrella de David, uno de los símbolos del judaismo.

Más adelante, en época sumeria, algunos hablan de que la forma del eneagrama se desarrolló en Samarkand en el siglo XIV.

 Athanasius Kircher,
Imagen símbolo portada libro, 1665

Conviene puntualizar que, cuando hablamos del origen del eneagrama, básicamente nos estamos refiriendo al origen del símbolo del eneagrama, que una parte importante del mismo, pero no es el eneagrama en sí mismo. 

El símbolo tiene una geometría que inscribe en un círculo (representación del todo), nueve puntos separados de manera equidistante que representan cada eneatipo. A partir de ellos nacen una serie de líneas que los unen de a dos de manera que obtenemos un triángulo central (3-6-9) y otro dibujo hexagonal para el resto de eneatipos (1-4-2-8-5-7).

Más allá de que hablemos del  símbolo o del propio eneagrama, lo que es casi seguro que es hay secretos muy bien guardados y que por mucho que se investigue hay un punto al que no se llega y cualquier hiptótesis va a tener flecos sin atar. Según Claudio Naranjo seguramente hay un origen secreto que tiene que ver con el “esoterismo cristiano proveniente de Irán y Afganistan”.

2 El legado de Ichazo

2.1 Gurdjieff

Pero si nos centramos en la primera mitad del siglo XX, destaca la figura del maestro espiritual ruso George Gurdjieff quien al parecer, entre el año 1914 y 1920, se encuentra con símbolo del eneagrama en un monasterio sufí de Afganistán y lo transmite a sus alumnos. Sin negar que esto pueda ser así, en realidad este enigmático y esotérico personaje escribió en clave para no ser explícito en las fuentes de su propio conocimiento.

El precursor del cuarto camino  -sistema de autoconocimiento- recibe la herencia oral del eneagrama a través de las iglesias armenias fieles al cristianismo primitivo.

Seguramente, puede haber habido dos líneas de tradición de transmisión del eneagrama, una por línea sufí y otra por línea del cristianismo primitivo. 

Gurdjieff  viajó por mucho países orientales y trajo gran parte de conocimiento a occidente. En su sistema propio integra ciencia occidental con sabiduría esotérica oriental (India, budismo, Tibet…).

En cualquier caso, respecto a lo que pudo enseñar de eneagrama George Gurdjieff puedes echar un ojo a este post.

2.2 George Gurdjieff Oscar Ichazo Claudio Naranjo

Lo que sí sabemos es que el autoritario y duro George Gurdjieff le hizo llegar conocimiento del eneagrama al no menos aguerrido Oscar Ichazo (1931-2020) y este se lo transmite a psiquiatra chileno Claudio Naranjo (24/11/1932, Valparaíso, Chile – 12/07/2019, Berkeley, California , EEUU).

Lo que no sabemos es lo que le transmite exactamente. De hecho, cuando se entra a estudiar por el ejemplo el eneagrama sufi, se ve una visión un tanto diferente de lo que el Dr Naranjo enseñó durante tantos años. En cualquier caso, os animamos a ver esta interesante ponencia de Fabricio M. Tremsal sobre este tipo de enfoque (ver aquí).

Mucho nos tememos que lo que sabía de eneagrama Gurdjieff, desde el punto de vista de la psicología de los eneatipos, era más bien limitado. Lo cual no le quita méritos, pero siguiendo con las palabras de Naranjo cuando habla de este tema en el maravilloso libro de la Ensayos sobre la psicología de los Eneatipos: » Óscar Ichazo presentó sus enseñanzas como la ampliación de algo que Gurdjieff ya sabía, pero que no había divulgado. No obstante, dudo que Gurdjieff estuviese explícitamente al tanto de los eneatipos y del sistema de 27 subtipos. (…) creo que tuvo la intuición de la maquina humana y anticipó que el mecanismo del eneagrama acabaría siendo descubierto más tarde.» Por lo que parece, Ichazo no recibió tanto a un nivel de desarrollo psicológico de los eneatipos y lo que el fue descubriendo tiene un mérito notable. Enseñanzas que, más allá del inmenso legado de Claudio Naranjo, todavía se pueden ver en la actual (y al parecer un tanto hermética) escuela de Arica.

El maestro boliviano (licenciado en derecho) era famoso por ser una persona muy estricta (quizás eneatipo 8) que tuvo maestros orientales que inculcaron esta filosofía de enseñar con guante de hierro. También es cierto que, por lo que contaba el propio Dr Naranjo, Ichazo sabía amoldar su carácter en función del alumno que tuviera delante, de modo que no necesariamente siempre era tan autoritario. A su vez, trabajaba con las figuras de los progenitores y hacía especial hincapié en reprogramar la mente; él hablaba de limpieza de karma. Hacía continuos viajes por por Afganistan y otros países de oriente y a la vuelta de ellos (sus entrenamientos), se encerraba varios días sin nada que hacer para fortalecer la mente y el espíritu. Al parecer en estos auto-retiros contactaba con planos superiores de conciencia. De esta forma, en sus enseñanzas, más allá de este proto-eneagrama, se incluían técnicas como meditación y prácticas esotéricas como diferentes tipos de Tarot, trabajo con los chakras, psico-casletenia (Tai Chi, Hata Yoga, Pranayama…). Todo este trabajo tiene influencias sobre todo sufis y también budistas que llevan al alumno a buscar el estado continuo de dicha; en su escuela de Arica , se habla de un despertar tras despertar -pasar de lo mental a lo vibracional-. En sus enseñanzas se incide en la relación entre la mente y la enfermedad (Los 9 constituyentes).

A partir de aquí, comienza la etapa más prolífica e impactante del eneagrama.   Ichazo se consideraba a sí mismo como representante del profetismo occidental y no un maestro sufí, como muchos le veían. Al igual que Claudio Naranjo, decidió ubicarse en Estados Unidos. Recordamos que tanto Chile como Bolivia tenían situaciones políticas muy complicadas y para transmitir su mensaje quizás no eran el lugar más adecuado.

2.3 Claudio Naranjo

Naranjo antes de conocer a Ichazo en 1969 ya tenía, como médico psiquiatra, altos conocimientos de la personalidad humana. Es más, en un principio, no buscaba una herramienta como el eneagrama. Él comentaba que cuando la descubrió tampoco le cambió radicalmente la vida. Le ayudó a hilar más fino a la hora de entender al otro. Pero lo que sí que  vio es que estos otros sí sentían la llegada a sus vidas del eneagrama como un algo de un algo de un valor incalculable. 

Claudio Naranjo

Por aquellos tiempos Claudio Naranjo, como buen eneatipo cinco, no estaba tan preocupado de las personas como de su propia iluminación; sin embargo, su parte de cinco social se fue poniendo en juego y, poco a poco, le entraron ganas de transmitir su ya entonces basto conocimiento con el mundo. En sus propias palabras: “el buscador vivencial presente en mí tomó la delantera a mi parte de investigador intelectual”.

Así, poco antes de la muerte de su único hijo (principios de 1970) y la muerte de Fritz Perls (finales de 1970) -del que también fuera heredero directo-, el maestro chileno Naranjo contacta en Chile con el boliviano Ichazo, no tanto para saber de él, sino para llegar a las enseñanzas de  Gurdjieff. Sin embargo, el trabajo con el propio Oscar Ichazo, durante casi un año,  resultó transformador y terminó en un retiro de 40 días en el desierto de Arica. 

Claudio Naranjo no tenía especial confianza en Ichazo; pero, aun así, aceptó el reto. Allá va recibiendo por dosis conocimiento de lo que el «chamán» boliviano sabía del eneagrama.  En sus propias palabras: 

“(…) Aunque en el tiempo que pasamos en Arica en la segunda mitad del año 1970 no recibimos información teórica nueva, el íntimo conocimiento de los cuarenta y pico compañeros que estábamos allí contribuyó seguramente al hecho de que, como consecuencia del retiro profundamente transformador en soledad intercalado en ese período, pude de pronto empezar a ver la estructura de la personalidad de los demás de un modo semejante a como un buen caricato capta los trazos esenciales de los rasgos físicos de una persona.”

Durante estos días de retiro en el desierto tiene poca comida y agua, y entra en un estado de gran inspiración.  A partir de los conceptos que Ichazo transmitió a Naranjo, la teoría del eneagrama se fue completando el contenido gracias a su propia observación, sabiduría y mensajes que parece ser le llegaban dictados desde otro plano. En sus propias palabras: “me había llevado a escribir de manera involuntaria o inspirada que los surrealistas han llamado escritura automática.”

A Claudio Naranjo le llegaron palabras claves de cada eneatipo, pero no había una descripción precisa de cada uno de ellos.

Al parecer, en todo el «entrenamiento» de varios meses (1969) que tuvo Naranjo con Ichazo, no fueron más de 6 horas en total las que llegaron a hablar de eneagrama. Es más, Óscar Ichazo básicamente había llegado a colocar palabras específicas para cada eneatipo en incluso subtipo; pero, no había descripción detallada y mucho menos escrita de lo que eran las características básicas de cada eneatipo. En el estupendo libro de «El eneagrama del mulá Nasrudin» de Dabid Barba, aparece una entrevista de Claudio Naranjo en la que viene a precisar cuáles fueron las fijaciones y trampas de las fijaciones que Ichazo le transmitió:

Las fijaciones y las trampas de la Fijaciones según Óscar Ichazo:

E2_ Halago (Ego-Hal) / Libertad.

E3_ Vanidad (Ego-Va) /Eficacia.

E4_ Melancolía (Ego-Melan) / Autenticidad.

E5_ Mezquindad (Ego-Mez) / Observación.

E6_ Cobardía (Ego-Cob) / Seguridad.

E7_ Planificación (Ego-Plan) / Idealismo.

E8_ Venganza (Ego-Ven) / justicia.

E9_ Indolencia (Ego-In) / búsqueda.

E1_ Resentimiento (Ego-Resent) / Perfección.

Como podemos ver, este legado inicial no coincide exactamente con las pasiones y fijaciones y virtudes que Claudio Naranjo concretaría a partir de 1970.

Como él mismo comenta en el libro “Un encuentro con Javier Esteban”:

“(…) en los días del desierto atravesé por muchos estados. Lo más profundo fue la Nada. El no pensamiento y la intuición de que ahí estaba Todo. También la intuición de que una semilla se estaba plantando en mí y que fructificaría a lo largo de toda mi vida. (…) era como si estuviera en sintonía con algo muy grande, con algo que no era de aquí solamente. 

Posteriormente, llegó un momento en que los movimientos espontáneos que tenía se transformaron en escritura automática y, de esta manera, me llegó mucho de lo que actualmente se conoce acerca de los caracteres según el eneagrama que la gente atribuye a Óscar Ichazo.”

Claudio nos contaba en los SATs que él se puso a disposición de canal y, desde ese fluir, el lápiz se movía solo (ver aquí).

Así, tanto en su travesía en el desierto como en los meses posteriores fue canalizando lo que es la base de lo que hoy conocemos como la teoría del eneagrama de la personalidad.

El propio Ichazo hablaba de que él era un hombre semilla y que el conocimiento había de fecundarse y crecer más allá de él. Así que, Naranjo señala que de alguna forma él es la mamá del eneagrama de la personalidad tal como hoy lo conocemos e Ichazo fue el papá.

Uno de los principales cambios que introduce rápidamente Naranjo es el de cambiar los nombres de cada eneatipo. Hasta ese momento, Ichazo, por ejemplo al eneatipo cuatro, le llamaba ego-melan. De esta forma, partiendo del Proto-análisis aparecen los “números” y se va precisando mucho más con la palabra clave (pasión) de cada eneatipo. Así, por ejemplo, este ego-melan pasa a llamarse eneatipo cuatro y su pasión se transforma en las envidia, que define de manera mucho más precisa al eneatipo. También se fueron concretando las fijaciones y mecanismos de defensa típicos de cada eneatipo.

A partir de este momento, Claudio monta un grupo de transformación personal en el propio Chile, con su mamá como alumna y al año siguiente vuelve a Berkeley donde arranca el proceso SAT con el eneagrama formando parte estructural del mismo. 

Los alumnos que asistieron hicieron pacto de silencio, pero al poco tiempo comenzaron las filtraciones y el eneagrama, en su versión descafeinada, se propagó por Estados Unidos. 

En palabras del experto en eneagrama, Fernando Erdmann:

“(…) Dentro de estos primeros grupos experimentales del SAT estuvo un grupo de sacerdotes jesuítas que tomaron notas de los talleres que fueron a parar a los archivos de sus seminarios en Alemania. Allí es donde Don Riso  ( SJ) encuentra estas notas, las lee y encuentra pronto la gran sabiduría que hay detrás, y muy entusiastamente publica pronto libros acerca de esta nueva herramienta. Por supuesto, con las alas de cada eneatipo (ya descartadas por Naranjo) incluidas. Sin haber estado en ningún taller ni recibir en forma directa y oral el eneagrama -que es como se hace hace miles de años-, él se sintió en la libertad de ser un rápido y próspero difusor del eneagrama. Lo hizo sin la autorización de respetar la confidencialidad que había firmado su colega sacerdote al participar en los talleres originales.

Riso populariza un eneagrama con distorsiones importantes, y no sólo él, sino que otras varias desafortunadas publicaciones en Estados Unidos con distorsiones peores aún.”

Con todo ello, en paralelo al eneagrama de la personalidad que enseña Claudio Naranjo, se populariza un eneagrama que ponía demasiado énfasis en las virtudes (más bien supuestas “fortalezas”) de cada eneatipo y no tanto en la sombra del mismo. 

Una especie de “charlatanería” vestida del saber del eneagrama; nada que ver con la profundidad de las enseñanzas que proponía Naranjo. 

Así, el trabajo de autoconocimiento que se proponía por quienes difundieron esta versión del eneagrama era mínimo en comparación a lo que da la herramienta abordada desde una perspectiva más compleja.

Con este panorama, el chileno siguió con sus grupos durante tres años en Estados Unidos y luego dejó de hacerlo, para entrar en lo que él mismo llamó su “noche oscura del alma”.

Por último, es importante recalcar que aunque sí le llegaron a Naranjo alguna indicación de lo que podrían ser los subtipos, fue el quien desarrolló la teoría. Eso sí no lo hico en los primeros años de enseñanza y por ello quienes comenzaron a enseñar Eneagrama por su cuenta tuvieron que «inventar» las alas para explicar mejor los eneatipos. Esto, no es lo correcto; lo adecuado es entender bien cómo funcionan los subtipos y esto se puede hacer en el último legado de la obra escrita de Naranjo.

3. La importancia de estar en Babia.

Como ya hemos apuntado, el periodo de tocar el cielo y parir y desarrollar el eneagrama de la personalidad tal como hoy lo conocemos, a Claudio Naranjo tan sólo le duró unos años. Aun con todo, a finales de los ochenta, nuestro polifacético protagonista llegó a Babia (España) y, en esta ocasión rodeado de un equipo de excelentes gestaltistas, organizó un programa (el SAT) en el que el eneagrama era acompañado de otras dinámicas, como el proceso Hoffman, Meditación budista, teatro terapéutico, movimiento espontáneo o renacimiento. Todo ello, evolucionó hacia un  sistema que duraba mínimo tres años (con tres talleres de 10 días por cada uno).

Imagen tomada del blog: http://emilioblazquezcrea.blogspot.com/

Es decir, el eneagrama se trabaja y se complementa con el resto de planteamientos, creándose una sinergia entre todos ellos. Los que hemos tenido la suerte de vivir el proceso SAT y tener a Claudio Naranjo cerca, podemos atestiguar el poder transformador que tiene el planteamiento al completo. 

A partir de todo ello, el SAT se propaga por todo el mundo gracias a la Fundación Claudio Naranjo. A su vez se publican multitud de libros firmados por Naranjo y en los que en muchos de ellos se profundiza en el propio eneagrama.

Algunos de sus libros imprescindibles vendrían a ser:

Carácter y neurosis Eneagrama de la sociedad 

El eneagrama de la sociedad : males del mundo, males del alma 

27 personajes en busca del ser 

Ensayos sobre psicología de los eneatipos

Para ver vídeo de Claudio hablando de eneagrama, podéis acceder a este post.

En paralelo a este mundo que nosotros hemos vivido de cerca y es el del que mejor podemos hablar, hay muchos autores de eneagrama  que venden libros como rosquillas. Entre ellos Helen Palmer, Don Richard Riso, Richard Rohr o Elizabeth Wagele. En España hay mucha gente cercana al mundo del coaching hablando del tema y, por encima de ellos, destaca la figura de Borja Vilaseca. Tiene publicado el conocido libro “Encantado de conocerme” y su presencia en la red es muy intensa. Su mensaje no coincide exactamente con el de Claudio Naranjo, pero, por suerte, tiene la suficiente consistencia para que la gente pueda aprovechar la herramienta. Además, es un estupendo comunicador.

Otros blogs, como el de Pobre Niño Pijo, han hecho mucho bien a la difusión del eneagrama. Nosotros, a día de hoy, ponemos nuestro pequeño granito de arena en la transmisión de las ideas de nuestro querido y admirado Claudio Naranjo.

Por desgracia, en julio de 2019, Naranjo pasó a otro plano y le toca ahora a la  Fundación Claudio Naranjo ser motor de expansión de su mensaje para que pueda llegar a la mayor cantidad de gente posible que quiera comenzar seriamente un proceso de autoconocimiento y transformación.

Acceder 

Y si este post te ha gustado y quieres seguir profundizando, pronto estará disponible nuestro curso: Encuentra tu yo real gracias al eneagrama.

Nos puedes escribir a Haiki@haiki.es y serás el primero en enterarte de todos los detalles.

Puedes descargarte gratis nuestro ebook, “HAIKI, en busca del yo real”.

¡Que lo disfrutes!!

Acceder

LAS TRES TRIADAS DEL ENEAGRAMA

20 PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE ENEAGRAMA.

El eneagrama según Claudio Naranjo

GUÍA RÁPIDA DE ENEAGRAMA

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top