Haiki
No Comments 1006 Views

El eneatipo uno, el perfeccionista.

Los unos son el eneatipo del eneagrama más exigente y perfeccionista. Son personas de apariencia educada y correcta.

Si ves que antepones el deber al placer y que, cada cierto tiempo, te ves inundado por una energía iracunda desmedida ¡puede ser que tú también seas uno de ellos!

Si también te suena el querer tener siempre razón y ser un poquito prepotente y testarudo, quizás este post sea especialmente útil para ti.

Eso sí, si hay que poner a alguien al mando de una causa justa, este es sin duda un eneatipo perfecto para ello.

¿Nos acompañas?

Nota importante 1: Todo lo que leerás en este post está basado en nuestro aprendizaje leyendo los libros de Claudio Naranjo y asistiendo a los SATs.  Para profundizar en el Eneagrama siempre recomendamos hacer la formación del SAT.
Nota importante 2:Lo que leerás a continuación es la descripción del eneatipo en un estado de neurosis avanzado. Lo normal es que nadie tenga todas estas sombras a tope si no que te puedas identificar de manera gradual con lo que aquí te contamos.

1 Características generales

Son gente que se deja llevar por su idea de justicia, que no necesariamente tiene porque coincidir con la del resto del mundo. Siempre quieren que todo se haga bien, pero a su manera; no suelen estar muy pendientes de las necesidades del otro y resultan personas muy poco empáticas y quizás un tanto “hepáticas”.

La soberbia no les deja ver más allá de sus propias ideas.

Su orden va por delante de todo y de todos. Son muy perfeccionistas y exigentes, tanto con ellos mismos, como con el resto del mundo. Algunos pueden haber llegado a cometer actos muy crueles y violentos, pensando que era lo que se debía hacer. El “debo de”, al igual que algunos seises, lo tienen muy presente.

Como bien apunta, Gonzalo Morán,

«(…) Al igual que los Cruzados Cristianos de la Edad Media que sentían tener la obligación moral de salvar la «Tierra Santa»de la amenaza de los Herejes, los Uno tienen la creencia muy arraigada de que el mundo es un lugar imperfecto que esta como esta porque la gente no hace lo que debería hacer, y esta en ellos tomar cartas en el asunto, ocuparse y arreglarlo…

Así tengan que inmolar en la Hoguera a quien se les cruce por el camino.» (post completo)

Respecto al amor admirativo del que siempre habla Claudio Naranjo, suelen andar un poco liados. Su excesiva altanería les lleva a no ver al otro.

Su idea loca es que “si no son perfectos nadie les amará”.

¡Adivina qué vecino pertenece al eneatipo uno!

Esto implica renunciar a lo que ellos consideran como emociones negativas o inferiores (tristeza, vulnerabilidad o la lamentación). Con todo ello, tampoco aceptan de buen grado las críticas sobre su persona.

Por el contrario, si se encuentran bien, y no se dejan llevar por la IRA tan fácilmente, se pueden convertir en auténticos referentes éticos para quienes les rodean. También es cierto que muchas veces no muestran en público sus enfados; con lo cual, terminan «tragándose» la ira y, muchas veces, acaban somatizando esta emoción. En este sentido, suelen ser más críticos que agresivos o violentos -el ocho sí que puede ser realmente violento-.

Sanos, pueden ser metódicos, eficientes, organizados y los mejores buscadores de la tan necesaria verdad; una especie de héroes morales.

Pueden confundir el sincericidio con la sinceridad: es como si su juez interno estuviera de guardia las 24 horas del día.

Tienen tendencia al control, la rigidez y a sentirse superiores. Necesitan que el mundo les vea como personas sensatas.

Aunque es un eneatipo de la triada de la acción, en algunos casos, pueden parecer más racionales que los propios mentales.

Su tendencia neurótica va hacia lo obsesivo compulsivo. Si nos trasladamos a los caracteres de bioenergética, suelen coincidir con los rígidos obsesivos. Muchas veces, tienen una fisionomía muy rígida y es como si tuvieran cuerpos excesivamente tensados.

Más sobre los caracteres de la bioenergética por aquí.

En su infancia fueron niños buenos, que, normalmente, no hacían mucho ruido. En general, fueron muy criticados y, en muchos casos, fuertemente castigados. Por ello, son demasiado autodisciplinados. Incluso los unos jóvenes, en palabras de Claudio Naranjo, «es como si tuvieran mentalidad de viejo«.

Crecieron demasiado rápido y necesitaron de las reglas demasiado rápido. Más adelante, crearán sus propias normas que estarán por encima de las de la propia sociedad.

La herida de la infancia suele ser la injusticia y eso les lleva, en muchos casos, a una soledad extrema.

 

Pasión (tendencia emocional): La ira  (no siempre expresada).
Fijación (pauta fija de pensamiento):  La perfección (corrección).
Mecanismo de defensa: Actitud reactiva.

2 Los subtipos del uno

Recuerda que como en cada eneatipo, en función de los subtipos, el eneatipo cambia bastante. En este caso, los sexuales y sociales se muestran más hacia fuera y se les ve venir, mientras que el conservación va hacia dentro y puede no parecer muy exigente y perfeccionista, pero, sin embargo se da una caña tremenda.

En cualquier caso, todos los subtipos tienen tendencia a sufrir bastante. Incluso, en estados patológicos, tienen cierta tendencia a plantearse situaciones extremas.

2.1 El uno Social:

Curiosamente tienen una gran dificultad en lo social, pues siempre esperan que las cosas se hagan como ellos piensan que es lo correcto.

Cree ser el uno perfecto.  Piensan que todo iría mejor si todo el mundo actuase como ellos.

Tienen tendencia a la rigidez, pues piensan que sólo hay una forma de hacer las cosas. En el fondo es un miedo sistemático a cometer errores -lo que ellos piensan que son errores-.

En algunos casos podrían parecer una especie de Lord Inglés.

Eso sí, en general, tienen una fuerte implicación en favor del bien común.

2.2 El uno Sexual:

Son gente que lo da todo en cada cosa que hace. En el terreno de la pareja terminan siendo muy asfixiantes al exigir muchísimo al otro. Confunden vehemencia con asertividad, pudiendo mostrar su ira en público sin demasiado reparo.

Son extremadamente fieles y leales; en este sentido, muy parecidos al seis «deber»o seis social.

Pero si se descuidan entrarán en la posesión y en los celos.

Los 1 sexuales pueden ser papás y mamás hiperexigentes y esto les puede llevar a une estado de desencuentro constante con sus hij@s. En un estado muy neurótico, pueden incluso ser violentos con ellos pensando que «es por su bien». Aun así, los unos siempre se creen en posesión de la verdad y se consideran personas de una integridad máxima. Con todo ello, por desgracia, harán sentir al niño que está haciendo algo malo.

Este subtipo es el perfeccionador por excelencia. Tiene una peligrosa tendencia a la idealización. En ellos hay una búsqueda constante de la intensidad.

2.3 El uno conservación:

En esta caso, estamos ante el uno perfeccionista.

Es el más afable y cercano de todos los unos. Suelen estar preocupados y necesitan sentir que todo esta bajo control.

Son personas muy currantes y con los pies en la tierra -nada de fuegos de artificio-. Eso sí, a la que se descuidan, se dejan llevar por el excesivo detalle y son excesivamente críticos.

Pueden ser constantes y disciplinados usando estas características para tener una vida más sana y coherente. 

En general, han de tener cuidado con los excesos.

3 ¿Cuál es el camino de sanación del uno?

El eneatipo uno se relaciona con el eneatipo cuatro y con el siete, por lo que le interesa pillar lo mejor de ellos y evitar sus sombras.

Es decir, un 1 que deja de lado las preocupaciones constantes y entra en la alegría de vivir puede conectar mejor con su verdadera esencia. De hecho, normalmente al contrario que los 7, piensa que nada es suficientemente bueno. Por ello, relajarse un poco con la exigencia es clave para que se pueda relacionar con el mundo. En general, le conviene hablar menos y escuchar más.

A su vez, otro antídoto perfecto para su neurosis es dar espacio al otro desde la empatía y la humildad; así, tendrá muchos cupones para ser más feliz.

Con todo ello, el uno deberá buscar la serenidad y la aceptación de que las cosas están bien como están y no tienen que ser necesariamente como ellos piensan que tienen que ser.

TALLER ONLINE VIVENCIAL DE ENEAGRAMA

Encuentra tu yo real gracias al eneagrama.

1-11 septiembre 2020.

Acceder 

Y si este post te ha gustado y quieres seguir profundizando, pronto estará disponible nuestro curso: Encuentra tu yo real gracias al eneagrama.

Nos puedes escribir a Haiki@haiki.es y serás el primero en enterarte de todos los detalles.

También te va a interesar:

GUÍA RÁPIDA DE ENEAGRAMA

El refranero de los unos:

Dios retarda la justicia, pero no la olvida.

Si dices las verdades, pierdes las amistades.

La práctica perfecciona.

A buen juez, mejor pastor.

Con la vara que midas, serás medido.

La virtud es la razón perfeccionada.

Alabar lo bueno y vituperar lo malo, justicia es lo que hago.

La justicia cojea pero llega.

De un hombre iracundo se ríe todo el mundo.

Las lenguas de los criticones son como las patas de las moscas; aterrizan sobre cualquier cosa que encuentran.

Orden y medida, pasarás bien la vida.

Con orden y tiempo todo se hace bien hecho.

(Post completo, aquí)

 Lecturas recomendables:
ENEATIPO 1: LA IRA -«LA VIRTUD ENOJADA»

Por Gonzalo Morán Desde Pobre Niño Pijo

Eneatipo 1: el que quiere ser perfecto
Por Borja Vilaseca
Eenatipo 1, el que quiere ser perfecto y corregir el mundo.
Por DesQbre

El eneatipo 1 según Claudio Naranjo

https://www.youtube.com/watch?v=h8cT47ANRgo&list=PLIxVjYK2lodpPtQjnbOZ1Et9AyjIBvc0q&index=2

Puedes descargarte gratis nuestro ebook, “HAIKI, en busca del yo real”.

¡Que lo disfrutes!!

Acceder

Texto redactado por   Haiki

Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top