Haiki
No Comments 733 Views

Los SUBTIPOS del eneatipo 2 / El orgullo (Social, sexual, conservación).

Curiosamente el orgullo del eneatipo 2 se va más desde fuera que desde dentro. Incluso su falsa generosidad suele costar que se reconozca.

Así, esta supuesta abundancia y obvio orgullo, en realidad, son bien elocuentes en los subtipos social y sexual, pero en el conservación cuesta más verlos. Digamos que este último subtipo «cuatrea» bastante y se convierte en el contranúmero. Si te interesa el tema, !este post es para ti!

Todo sobre El eneatipo dos, el orgullo. (ver aquí)

Claudio Naranjo hablaba de ellas como las Emperatrices, las reinas y las princesas. El eneatipo dos tiene muy marcados los subtipos. El estereotipo del dos ayudador corresponde más al dos social, mientras que la conexión con la parte más animal e instintiva cuadra bien con el subtipo sexual –pura energía en movimiento-. Por otro lado, como veremos, el dos conservación aparentemente descuadra un poco de sus compañeros de subtipos. Su talante aniñado y su tendencia a conectar con el miedo, muchas veces, le aleja de este orgullo a flor de piel tan propio de las doses.

En cualquier caso, a todos ellos les conviene dejar de ser esclavos de su desbordante deseo y pasar a ser siervos del amor auténtico.

El DOS SOCIAL: Ambición

Se muestran más hacia afuera y son las llamadas Emperatrices. 

Tienen una gran dosis de ambición y tanto hombres como mujeres suelen tener un físico muy poderoso. De hecho, sin tener caderas estrechas, suelen tener una parte pectoral muy desarrollada. Esta coraza les sirve para sentirse invencibles, pero también les separa del común de los mortales. Esto les confiere un punto de frialdad que no los hace tan emocionales como a los doses sexuales.

También es el subtipo de los doses que, en un momento dado, podría pasar por una especie de uno. Su soberbia puede ser insultante por momentos y tiene necesidad de ser alguien importante. 

Eso sí, si hay que poner a un eneatipo al mando de una causa justa, las doses sociales pueden ser unas capitanas de barco estupendas. Los unos también, pero tienen que estar muy centrados para que la gente les siga. 

Por momentos podrían recordar a algunos ochos, sobre todo por su sentido de protección de los suyos. Protegerán a su tribu a capa y espada. También prestarán ayuda a quien ellas piensen que lo necesitan -aunque no se lo haya pedido-. Este movimiento, en apariencia positivo, como vamos viendo, tiene más trampas de las que parece.

El eneatipo dos tiene mucha más capacidad de atracción.

La mamma italiana también corresponde bastante con este subtipo.

El eneatipo dos social, a diferencia del dos conservación, es muy competitivo. Situarse de igual a igual es para ell@s un reto y su tendencia es a ponerse por encima. Si para ello hay que exhibir su poderío físico o sexual, lo podrán hacer. Desde ahí, no le es fácil colaborar, pues tiene cierta inclinación hacia dar ordenes. Le cuesta pedir ayuda.

Suelen ser gente con físicos más contundentes y, en algún momento, algunos nueves, curiosamente, se pueden sentir tentados por este suptipo. En cualquier caso, hay dos diferencias básicas. Las doses en general, y las sociales en particular, en términos bioenergéticos, funcionan desde el carácter rígido. En el caso de los chicos, muchas veces, desde el rígido fálico narcisista. Sin embargo, los nueve habitualmente funcionan desde el carácter masoquista. La diferencia, y a veces no es fácil de matizar, es que el masoquista nueva dice «yo soporto todo» y el dos social dice «Yo puedo con todo«. 

El dos social, cuando intenta mostrar sus necesidades o lo que no va del todo bien, contacta con un gran sentimiento de vergüenza. 

**Esta descripción son tan sólo ideas básicas. Si quieres acceder al texto completo (mucho más extenso) y al vídeo, puede hacerlo en nuestro curso sobre los SUBTIPOS del eneagrama puedes profundizar mucho más (ver aquí).

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 02_DONANTE.jpg

El DOS SEXUAL: Conquista

En este caso estamos frente a la Reina. Este subtipo tiene una parte animal hiperdesarrollada.

El tradicional orgullo del dos se transmuta en las ganas de conquistar al otro. Aquí aparece un claro sentimiento de superioridad y una buena dosis de narcisismo. Los límites del otro para el dos sexual son algo difuso y se siente con la potestad de invadirlos.

Al igual que en el subtipo social estamos ante personas con una gran potencia y una aparente seguridad en sí mismas fuera de lo normal. Tanto en chicas como en chicos, detrás de una fachada relativamente blanda, nos encontramos un guerrero o guerrera dispuestos para la batalla. Pueden pasar de ser seres angelicales a puro fuego. y, sobre todo en el caso de los chicos, han podido «ochear» bastante y meterse en más de una trifulca a lo largo de su vida.

Su intuición les puede llevar a estar muy atentas a lo que le pasa al otro, siendo muy buenas lectoras del lenguaje no verbal. Es como si la parte instintiva les saliera por los poros. Son seducción en estado puro y se ponen en juego desde el poder. Generan relaciones muy estrechas y para ellas el tema de la pareja es crucial. Otra cosa es el tema del compromiso.

Con todo ello, la manipulación, consciente o inconsciente, está a la orden del día.

De hecho, físicamente muchas veces no son especialmente bellas/os y, aun así, tienen una capacidad de atracción increíble. Es como llevar esta seducción al siguiente nivel.

El eneatipo dos sexual tiene tendencia a erotizar sus relaciones. Pone en juego el tema amoroso implícitamente o explícitamente, aunque muchas veces no venga a cuento y la persona con la que se relaciona esté en otra completamente diferente.

De esta forma, lleva al extremo la tendencia de todos los doses de dar por adelantado e intentar cubrir las necesidades del otro -sabiendo que esto ya genera una deuda en la relación-. Con ello, hará sentir muy bien a los demás y éstos no tendrán otra opción que tener a nuestra protagonista en alta estima. Eso sí, si después de que el dos sexual hay dado al otro, no recibe algo a cambio, un feedback positivo, sentirá mucha rabia hacia la persona que, de alguna forma, le ha ignorado (o ha hecho que se sienta ignorada).

Por ello el dos sexual, tiene que salir de su necesidad neurótica de quedar siempre por encima -forzando el amor admirativo hacia él-. Le toca trabajar su capacidad de amar admirando al otro y salir, así, de su narcisismo desbordante.

**Esta descripción son tan sólo ideas básicas. Si quieres acceder al texto completo (mucho más extenso) y al vídeo, puede hacerlo en nuestro curso sobre los SUBTIPOS del eneagrama puedes profundizar mucho más (ver aquí).

El DOS CONSERVACIÓN: Privilegio

Aquí llegan las princesas. Este subtipo no suele ser tan potente como los otros dos;  las doses conservación suelen tener un punto de niñas. 

Estos rasgos infantiles se corresponden tanto en la forma de ser como en propio físico, pareciendo siempre más jóvenes de lo que son. Tienen bastante en común con el aire Peter Pan que se dan algunos sietes (sobre todo, sexuales).

Es como si el privilegio del que se creen merecedoras no les dejase ocupar su espacio en la vida y hacerse cargo de ellas mismas.

También destacar que la seducción típica del eneatipo dos muchas veces se convierte en manipulación en manos de las doses conservación.

Eso sí, cuando ocupan su lugar en el mundo y van siendo conscientes de sus tejemanejes, se convierten en seres luminosos que cualquiera quiere tener cerquita.

De los subtipos del dos, es el que más se puede confundir, en un momento dado, con las cuatros. No llega a ser un contra-dos, pero es un dos particular, pues su orgullo no es tan evidente.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 2-eneatipo-agradar.jpg

También se diferencia de los otros subtipos en cierta sobriedad en el plano sexual. Tendrán menos dificultades con el compromiso o con estar disponibles, si así lo desean, para una sola persona. Mientras tanto, el dos sexual tendrá tendencia al exceso y la compulsión sexual, buscando siempre los pastos más frondosos para satisfacer sus necesidades.

**Esta descripción son tan sólo ideas básicas. Si quieres acceder al texto completo (mucho más extenso) y al vídeo, puede hacerlo en nuestro curso sobre los SUBTIPOS del eneagrama puedes profundizar mucho más (ver aquí).

Todo sobre El eneatipo dos, el orgullo.

.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top