Haiki
No Comments 424 Views

Los SUBTIPOS del eneatipo 5 / La avaricia de sí mismos (Social, sexual, conservación).

Nuestros avariciosos no lo son tanto del dinero o bienes materiales como de sí mismos. Los sociales acumulan conocimiento, los sexuales eligen a alguien con quien abrirse y los conservación se encierran en su castillo. Desde ahí, la neurosis se hace fuerte. Para volver a su esencia necesitan ir integrando una generosidad real en sus vidas.

Todo sobre El eneatipo cinco, la avaricia. (ver aquí)

Aunque en principio no hay un subtipo que «desentone» del resto, el cinco social puede sorprender, en un momento dado, porque, no sin esfuerzo, puede salir al mundo y compartir su inmenso saber con más contundencia que los otros subtipos. Aun así, nos nos encontramos un contra-número tan claro como en cada subtipo de la triada emocional. De tener que elegir uno, podríamos apostar por el cinco sexual ya que tiene un punto emocional que le diferencia de sus compañeros sociales y conservación.

El cinco Social: Tótem de conocimiento

Lo primero que habría que aclarar es que, aunque estemos hablando del subtipo social, un cinco social, por muy social que sea, lo será mucho menos que este subtipo en otros eneatipos. Es decir, el cinco social ha de hacer un esfuerzo para estar en el mundo hacia afuera; no es algo que le salga natural.

Como todos los cinco, acumulan mucha sabiduría, pero, en este caso, no les cuesta tanto compartirla con el mundo. Además, su exposición en sociedad siempre será desde la seguridad que le da el conocimiento. Si no es así, se volverá a su refugio.

En palabras del psicoterapeuta, Jordi Pons: «De los tres subtipos del eneatipo 5, las personas de este subtipo son las más intelectuales y tienden a enfocar su intelecto en temas de tipo científico. Les apasiona el conocimiento: «sé, luego existo». Por su gran dedicación a estos temas científicos, pueden llegar a tener un conocimiento experto en las áreas que captan su interés. Dedican su vida a la búsqueda de lo extraordinario. Buscan el origen de las cosas; un conocimiento especial. Tienen la fantasía de que mediante este conocimiento serán más felices.

Socialmente procuran pertenecer a grupos donde el nexo común sea el conocimiento de un tema o afición. Pueden hacerlo como aprendices o discípulos, maestros o instructores. Por ejemplo, el científico que se reúne con un pequeño grupo de científicos y hablan de ciencia en un lenguaje que solo ellos entienden.»

Tienen tendencia a la idealización y se ponen en juego desde el amor admirativo; el problema, es que son muy pocas las personas que ellos consideran dignas de ser admiradas. Eso sí, con quienes lo ven claro, a tope con ellos. Buscan lo extraordinario y alcanzan la excelencia en sus tareas con facilidad. Ya sabemos que al cinco, en general,  le cuesta contactar con lo mundano y terrenal y tiene tendencia hacía mundo superiores (en todos los sentidos), pero en el subtipo social esto es todavía más exagerado.

**Esta descripción son tan sólo ideas básicas. Si quieres acceder al texto completo (mucho más extenso) y al vídeo, puede hacerlo en nuestro curso sobre los SUBTIPOS del eneagrama puedes profundizar mucho más (ver aquí).

El  cinco  Sexual: Des-confianza

Como en el eneatipo cuatro, entre los cinco sexuales hay gente con pluma muy fina y mucha sensibilidad hacia el mundo del arte.

La búsqueda de lo extraordinario, de lo que no es de este mundo, del subtipo social, se torna en este suptipo en algo más concreto. Tienen más presente al otro aunque, igualmente, les cueste mucho entrar en el vinculo desde el compromiso y, sobre todo, la presencia constante.

La pasión habitual del cinco se transmuta en el sexual en una pasión por la confianza.  Si hace el enorme esfuerzo de dejarte entrar en su mundo interior, exige que haya una confianza absoluta; por ello, será muy pocos los elegidos para entrar en tan frágil y exigente relación.  Desde aquí, es fácil imaginar que vivirá el amor de pareja desde la idealización. El amor romántico estará bastante presente en sus vidas.

Reforzando esta idea rescatamos las palabras de la terapeuta Mireia Darder:  «Nuestra fantasía consiste en que esperamos poder ser y atrevernos a amar cuando aparezca por fin la pareja que nos comprenda. De ese modo, creemos que podremos ser nosotros mismos totalmente, y podemos volvernos muy exigentes con el otro, dadas las extremas expectativas depositadas en él. Esa persona es una idealización y, como tal, es imposible que exista. Al principio de una relación se puede sentir que el otro lo es todo, pero a medida que avanza se va viendo que la persona es humana, con la consiguiente frustración, ante la cual nos inhibimos en lo afectivo con el consiguiente aislamiento. Hasta que se acumulan necesidades básicas de relación y afecto que exigen ser satisfechas y hay que canalizar de nuevo. Entonces, se busca alguien elegido al que contarle confidencias o se busca una nueva pareja para volver a empezar».*

Se le nota con más energía y le puede costar menos pasar a la acción. Tienen la curiosidad a flor de piel.

Por ello, las personas con las  que se sientan muy seguros y se haya ganado su confianza, pasan a ser dignos de acceder a su mundo interior. Estos privilegiados recibirán toda su atención y cuando decimos toda es toda. El cinco sexual se enfoca como nadie.

Pueden tener un punto excéntrico y desde ahí hay una necesidad/miedo de que se pueda conocer.

**Esta descripción son tan sólo ideas básicas. Si quieres acceder al texto completo (mucho más extenso) y al vídeo, puede hacerlo en nuestro curso sobre los SUBTIPOS del eneagrama puedes profundizar mucho más (ver aquí).

El  cinco conservación: Refugio

Es el más tímido de todos los cincos y muchas veces se le llama el “cinco cueva”.  Las pasión de la avaricia se transforma en la pasión por el refugio. La necesidad básica del cinco de retirarse, se lleva al extremo en este subtipo, su fijación por el aislamiento, en un estado de neurosis alto, puede llevarles a lo patológico. Si todos los subitipos conservación, en realidad podrían llamarse auto-conservación, en los cinco conservación más todavía. Ven demasiados peligros en su entorno y, por ello, han necesitado construirse su propia fortaleza.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es La-casa-de-los-sueños-del-cinco-1.jpg
casa de los sueños del cinco

Disfrutan de su soledad; pero, si no son capaces de salir de ahí, se les pasa la vida y el vacío se va apoderando de ellos.

A veces, pueden “cuatrear” un poco y estar en contacto con el mundo de la creatividad y el arte.

**Esta descripción son tan sólo ideas básicas. Si quieres acceder al texto completo (mucho más extenso) y al vídeo, puede hacerlo en nuestro curso sobre los SUBTIPOS del eneagrama puedes profundizar mucho más (ver aquí).

Todo sobre El eneatipo cinco, la avaricia.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top