27 formas de SER del SER.

Con el post de hoy, proponemos la hipótesis de que cada subtipo  podría tener su propia virtud o motivación esencial propia. Así que nos hemos animado a indagar cuál podría ser la palabra clave que tira en sentido opuesto de la pasión satélite de cada subtipo.

Es decir, cada ego-tipo o eneatipo está atrapado por una pasión y en función del instinto se va transformando. Con lo cual, en realidad, tenemos 27 formas de ser del personaje o 27 subpasiones

Ahora vamos a intentar pensar en voz alta cuál sería EL FARO que contrapesaría cada una de estas pasiones y que nos acercará a nuestra parte más esencial o virtuosa.Es tan sólo una propuesta y nos encantará saber cómo las ves. Si sientes que el tema puede ser interesante, te animamos especialmente a comentarlo.

Vivimos presa del ego y, muchas veces, nuestro personaje está en una verdadera cárcel. Lo bueno de estar en el camino del crecimiento personal NO es que te liberas del ego, la gran noticia es que aprendes a conocerlo y, poco a poco, podemos hacer convivir a nuestra parte más esencial con nuestra habitual y cansina neurosis. 

Des-IDENTIFICARNOS del personaje es un gran reto. Como suele comentar Jorge Bucay, no se trata de construir una nueva Identidad, sino de DEScubrir lo que realmente ya somos. Solemos conformarnos con estar en nuestra zona de confort y esto al ego, obviamente, le encanta. Así que, el terapeuta y escritor argentino nos recuerda que más que estar cómodos en ella, lo que estamos es acomodados. Para contactar con nuestra parte esencial, suele venir bien cuando menos expandir nuestra zona de confort y dejar de estar en los patrones de siempre. Un cierto vértigo es necesario para darnos una vuelta por los infiernos y, desde ahí, algún día tocar el cielo.

El hombre no es un lobo para el hombre, las personas somos buenas por naturaleza  y se trata de buscar la manera más sencilla y rápida de volver a casa. Reconectar con el niño que fuimos, es el gran trabajo al que nos enfrentamos.

1 Las “VIRTUDES” de los  SUBTIPOS de los  ENEATIPOS

Mucha gente que nos oye hablar de los eneatipos por primera vez, nos pregunta ¿Pero por qué habláis de ellos tan negativamente? Siempre explicamos que no es algo negativo, simplemente describimos a cada personaje desde su zona más sombría. 

Intentar radiografiar nuestra neurosis es el primer paso para comenzar el trabajo sobre nosotros mismos. 

Dicho esto, no se nos olvida que en cada uno de nosotros habita un ser de luz que tiene que ver con la esencia de cada eneatipo. Cada personaje tiene una MOTIVACIÓN ESENCIAL que funciona como antídoto de su pasión.

Así que, nos hemos preguntado si cada subtipo podría tener una especie de “virtud” específica que le sirva como faro para salir de sus patrones de conducta habituales. Sería como una motivación esencial que pondría luz en su propia neurosis. De esta forma tendríamos una palabra concreta para cada una de las 27 formas del ser o de ser del ser o de ser de nuestra esencia. No es importante el nombre exacto sino la idea que hay detrás de este planteamiento.

Todo lo que vamos a proponer a partir de aquí es tan solo una propuesta. No es algo que hayamos visto en ningún sitio, ni mucho menos lo hayamos leído en los libros de Claudio Naranjo.

Es algo que nosotros pensamos que tiene sentido; pero NO tenemos ninguna certeza de que sea algo atinado. 

De hecho, nuestra intención con este post es poner el tema encima de la mesa y escucharos. Quizás haya alguien que también le vea sentido al planteamiento y otra gente, con todo el derecho del mundo, que NO lo vea para nada.

CURSO SUBTIPOS (NIVEL 2)

2 VIRTUDES  o MOTIVACIONES ESENCIALES DE LOS SUBTIPOS DE LOS ENEATIPOS

TRIADA SENTIMENTAL

2 Orgullo / HUMILDAD

Nuestros orgullosos tienen dificultad para pedir y suelen vivir la ilusión de ser muy altruistas. La realidad es bien distinta y es la falsa generosidad quien comanda tu vida.

Tanto el subtipo social como el sexual viven en la omnipotencia de poder salvar a los demás aunque no se lo pidan. Mientras tanto el subtipo conservación, como buen contrapasional, esconde su orgullo y se puede mostrar como una persona caprichosa.

El 2 ambición necesita bajar sus humos y aprender de otros eneatipos como el 4 y el 6 para poder ser un poco más modesto.

El 2 sexual es pura animalidad en posición de conquista. Ha de aprender a soltar al otro y centrarse más en sus verdaderas necesidades.

El 2 conservación ha de aprender a dejar de «cuatrear» y aprender a ser un adulto. Una persona que no es más especial que los demás.

2 SOCIAL: Ambición / MODESTIA

2 SEXUAL: Conquista / RECOGIMIENTO

2 CONSERVACIÓN: Privilegio / SER UNO MÁS

3 Vanidad / AUTENTICIDAD

Nuestros vanidosos tienen demasiada necesidad de reconocimiento. Son camaleones buscando transformase en lo que haga falta para ser vistos.

El tres social lo busca desde el logro y el éxito. Necesita sacar pecho. El tres sexual termina siendo esclavo de su imagen y lo da todo por que su pareja esté satisfecha. Mientras tanto, el tres conservación se medio esconde y no para de hacer para buscar esa palmadita en la espalda. Necesita la seguridad y a la vez, entrará en frustración si no termina siendo reconocido (a pesar de que, aparentemente, no busca la mirada del otro).

Por ello, los treses sociales, prototipos de la descripción del tres que vende su alma al diablo por conseguir lo que quiere, debe tener como foco la integridad. Apostar por lo sencillo, y volver a sí.

Al tres sexual le suele venir bien parar su búsqueda incesante de un otro con el que vincularse y darlo todo. Un tiempito consigo mismo practicando la auto-valoración suele ser un buen plan.

Y para nuestro tres hacedor nada mejor que parar. Parar en seco y respirar. Desde ahí, buscar espacio para darse permisos en el placer. Contactar con su mundo dionisiaco debiera ser su principal «tarea».

3 SOCIAL: Prestigio / INTEGRIDAD SENCILLEZ (aportación Gonzalo Morán)

3 SEXUAL: Imagen / AUTO-VALORACIÓN

3 CONSERVACIÓN: Seguridad-Hacedor / PLACER

4 Envidia / ECUANIMIDAD

El eneatipo 4 se compara y sale perdiendo. A veces, les cuesta reconocerse en la envidia y camuflan la emoción de mil maneras. Anhelan lo que no tienen y este anhelo no suele tener que ver con lo material. Pueden ser únicos y especiales; pero, lo que les marca es estar atrapados por la falsa carencia.

Sus subtipos son bien distintos entre sí.

El prototipo de 4, embargado en el dolor y el sufrimiento, es el cuatro social. Personas que sienten demasiada vergüenza cuando están en el mundo. Viven en una montaña rusa y suelen estar en la parte de abajo de la misma.

El 4 sexual o 4 odio, es mucho más competitivo que sus compis de instintos. Es una persona muy agresiva, incluso violenta. De hecho, se les suele llamar los cortacabezas. Tienen poca paciencia y muestran con vehemencia su propia inferioridad.

El 4 conservación, como buen contrapasional, intenta ir a la contra y disimular lo que siente. Es decir, es consciente de la envidia y el dolor, pero intenta no expresarlo. Son los más estoicos y masoquistas de los cuatros.

Así el 4 debe mirar con cariño, aunque le cueste, al eneatipo 2, y tomar la autoridad interna que sí suele tener el 1.

El 4 social necesita cierta audacia para salir de su mundo de sufrimiento. Se sienten poca cosa y, por ello, les cuesta sacar pecho. En este sentido, es importante que se atrevan a estar en «lo social» con lo que hay.

El 4 sexual ha de buscar cierta objetividad para no perder la cabeza. Si no contacta con la neutralidad, se quedará muy lejos de la deseada ecuanimidad y seguirá liándola parda a la mínima.

El 4 conservación, suele ser un poco terco y resistente. Le conviene, al igual que al 3 hacedor o conservación, buscar el disfrute y el placer. Los 7, incluso bien neuróticos, suelen ser un buen faro para ellos. Sonreír y soltar la preocupación !les pondrá en el mundo desde un lugar mucho más relajado!!

4 SOCIAL:  vergüenza / ATREVIMIENTO-AUDACIA

4  SEXUAL: Odio / NEUTRALIDADObjetividad (aportación de DAYA – eneagrama+yoga).

4  CONSERVACIÓN:  Tenacidad / DISFRUTE (ALEGRÍA)

RETIRO DE VERANO

TRIADA MENTAL

5 Avaricia / GENEROSIDAD

Recordamos que nuestros avariciosos no buscan dinero. Son avariciosos de sí mismos y NO les gusta demasiado pasar mucho tiempo en sociedad.

Así que, se las apañan para aislarse del mundo. Eso sí, cuando se van centrando y su neurosis remite, terminan siendo los verdaderamente generosos del eneagrama.

El 5 social está apasionado por un conocimiento casi místico. Ama el conocimiento sobre todas las cosas.

El 5 sexual es ligeramente contrapasional y elige un selecto grupo de personas para compartir un trocito de tu intenso mundo interno.

El 5 conservación es el prototipo de 5. Se esconde en su cueva y no hay forma de sacarlo de ahí.

Pero, en este mundo, todo tiene solución si trabajamos duro en nosotros mismos. Y los 5 cuando se ponen manos a la obra, son bien resolutivos.

El 5 social necesita bajar de la cabeza y soltar el introyecto de que la emoción es algo de segunda división y el intelecto de primera. Son gente bien sensible y delicada que tiene mucho que dar; pero, necesitan soltar su pasión intelectual.

El 5 sexual ha de aprender a confiar de verdad. Confiar aunque su corazón se ponga en juego en un círculo amplio de personas. Para ello, necesita una nueva apertura y ligereza.

Al 5 conservación le animamos a expandir un poquito su zona de confort. Tan sólo un paso y sacar la cabecita al mundo. No demasiado pues el vértigo le puede quitar las ganas más. Un pasito es un mundo y es mucho mejor que nada.

5 SOCIAL:  Tótem  / DESAPEGO INTELECTUAL (DESPRENDIMIENTO)

5  SEXUAL: Des-confianza /  APERTURA

5  CONSERVACIÓN:  Refugio / ENTREGA (EXPOSICIÓN)

6 Miedo / CORAJE

En el eneatipo 6 podremos ver que el coraje es la virtud que guía a nuestros miedosos. Ellos viven en la angustia vital de manera continua. Es decir, todos sentimos el miedo, pero ellos los sienten de una manera más angustiosa y constante.

Y la pregunta sería: ¿Cómo llega al coraje el seis social, sexual y conservación? .

El seis social es una persona apasionada por el deber; de hecho es mucho más obvio en él su «Tengo que o Debo de» que el propio miedo. Para salir de ahí, un buen faro será centrarse en sentirse libre. Ellos viven presos de la disciplina y la jerarquía y, por ello, también nos pueden recordar al eneatipo uno.

¿Esta Libertad le sentará igual de bien al contrafóbico – sexual y al conservación? Seguramente no. Les sentará bien, pero no tanto.

El seis sexual o seis fuerza vive presa de sus reacciones «antimiedo». Por momentos, puede ser muy temerario y pareciera no sentir el miedo. Por ello, proponemos como faro a seguir la suavidad.

Finalmente, nos encontramos con el seis conservación o seis calor. Son nuestros ositos de peluche del eneagrama y viven en la duda constante. Son los que más fácilmente conectan con el miedo y la parálisis y les cuesta estar en el mundo desde desde la claridad y los límites. Así que, tener como faro la asertividad parece un buen plan. Claudio Naranjo comenta que, «mi intuición de la personalidad de Jesucristo es que fuera un 6C, y aquello de «que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no» (Santiago, 5:12) me parece el antídoto preciso para los confusos e indecisos.»

6 SOCIAL:  Deber / LIBERTAD

6  SEXUAL: Fuerza / SUAVIDAD

6  CONSERVACIÓN:  Calor / ASERTIVIDAD

7 Gula / SOBRIEDAD

Nuestros gUlosos y gOlosos del eneagrama viven apasionados de su propio entusiasmo. Se meten en mil líos y su vida es un no parar de buscar emociones fuertes y proyectos ilusionantes. Obviamente, esto implica que no se paran a mirar la vida tal como es y huyen del dolor como de un clavo ardiendo.

El siete social es el contra pasional que sacrifica su propia gula, mientras que los sexuales y conservación, hacen las veces de prototipo de sietes. Los sietes sexuales son los eternos Peter Pan y los sietes conservación suelen «ochear» más de la cuenta y pueden caer presa de más de una adicción.

Para salir de la neurosis al siete le sienta muy bien un poco de la disciplina del eneatipo uno y mirar con cariño la capacidad de recogimiento del cinco.

El siete social, nuestros chicos buenos del eneagrama suelen tener vocación de salvar el mundo. Desde ahí, parecen una especie de santos; pero, les conviene mucho mirar sus auténticas intenciones. En el fondo, su plan es seguir encandilando y seduciendo al personal con su cara de no haber roto un plato en su vida. Necesitan salir de sus fantasías y aceptar la vida tal cual es.

El siete sexual, suele estar en las nubes. Pica de flor en flor y no tiene límites. Por ello, le conviene poner «tierra» en su vida y echar raíces. Aprender a comprometerse es su gran reto.

Los siete conservación o siete familia, están apasionados por el clan. Esto no tiene nada de malo en sí mismo; pero, se les suele ir la mano con las marrullerías. Por ello, han de prestar especial atención a ser lo más honestos y transparentes posibles. También, a medir su gula para no perderse en vicios que no les sientan bien.

7 SOCIAL:  Sacrificio / ACEPTAR LA REALIDAD (tal cual es).

7  SEXUAL: Sugestionabilidad (autoindulgente) / COMPROMISO

7  CONSERVACIÓN:  Familia / TRANSPARENCIA

FORMACIÓN EN HAIKI

TRIADA VISCERAL

8 Lujuria / INOCENCIA

El eneatipo ocho, en la visión naranijana del eneagrama, no es un líder ni un jefe. Es un antisocial jugando a ser social. Una persona apasionada por la lujuria. Tiene claras sus necesidades y va a por ellas. Está presa del exceso y su fijación es la venganza. Seguramente, de partida no irá contra ti; pero, reza lo que sepas si les las hecho algo que le ha dolido. Son vigorosos a nivel Dios.

No hay un subtipo especialmente contrapasional, aunque el ocho social viene siendo el contratipo. En este suptipo puede haber una cierta moderación en sus ganas de estar en el mundo.

En subtipo ocho sexual el foco está en el «TÚ» y la intensidad es máxima. Muchas veces tienen demasiadas ganas de que el otro sea sólo suyo.

Los ocho conservación llevan al extremo lo de satisfacer las necesidades. Si para ello hay que aislarse del mundo también lo harán.

Los ocho sociales pactan tantas alianzas como sean necesarias para sentirse poderosos. En este sentido, necesitan poner el foco en esta necesidad poder y fuerza para ir dirección contraria. Para llegar a la ansiada inocencia, han de contactar con su parte más tierna.

El ocho en general y en particular en el subtipo sexual piensa que mostrarse vulnerable es estar muerto. Ni entienden lo que significa hasta que no tocan fondo. Pero cuando lo hacen, la vulnerabilidad es un buen foco para su vida.

Los ocho conservación tienden a la codicia y son los más antisociales de los antisociales. Así que, les toca controlar su necesidad de satisfacer todos sus impulsos y poner el foco en la continencia. Para ellos cualquier paso será un gran paso en este sentido. Si, además, pueden sacar su cabeza al mundo y preocuparse de verdad, con empatía real, del otro, !ya será la bomba!!

8 SOCIAL:  Complicidad / TERNURA

8  SEXUAL: Posesión / VULNERABILIDAD

8  CONSERVACIÓN: Satisfacción /  CONTINENCIA

9 Pereza / DILIGENCIA

Nuestros perezosos de sí mismos, curiosamente, NO son perezosos. Suelen caer presa de su hacer robotizado; pero, están en el mundo haciendo sin demasiado sentido.

Suelen ser grandotes y aun así pasan desapercibidos. Les gusta estar en un segundo plano y suelen tener dificultad con los límites.

Al, nueve social le gusta participar. Quiere colaborar en una causa mayor que él y busca el buen rollo en el grupo.

El nueve sexual es el rey de la confluencia. Se olvida de lo que siente y queda a merced del otro.

El nueve conservación se pierde en las adicciones. Cualquier cosa para tapar el vacío interno que siente. Desde ahí, se siente poca cosa y se esconde del mundo.

El problema del nueve social es que su necesidad excesiva de pertenecer le lleva a olvidarse de sí y hacer lo que el grupo demande. Por ello, debe poner el foco en ser él o ella mismo y brillar tanto como necesite.

El nueve sexual soporta todo y puede llevar el habitual espíritu masoquista del nueve al extremo. Por ello, ha de prestar atención a su tendencia loca de fundirse con el otro. Ha de poner límites y construir un yo fuerte. Un yo que sea capaz de afirmar con claridad: «Sin ti también puedo ser feliz».

En su cueva, el nueve conservación, se las ingenia para beber en exceso o jugar sin parar a videojuegos. Por ello, ha de dar un pasito al frente y salir al mundo. Cualquier detalle de exposición, será mucho más que lo que viene haciendo.

9 SOCIAL:  Pertenencia / BRILLAR

9  SEXUAL: Fusión / INDEPENDENCIA

9  CONSERVACIÓN:  Apetito / MOSTRARSE

1 Ira / CALMA

Los iracundos perfeccionistas, pueden llegar a no parecerlo tanto.

La ira les inunda, pero tienden a reprimirla. Por otro lado, para ellos es tan importan la perfección como hacer lo correcto. Así que, se pueden mostrar al mundo como menos extremos de lo que, realmente, son en cuestión de perfección y exigencia. Es decir, seguramente piensen que lo que tú has hecho es un disparate; pero, harán el esfuerzo por hacértelo saber de forma un poco menos directa.

El uno social, suele recordar en forma al eneatipo 5 y a Naranjo le gustaba compararlo con un Lord ingles. Tiene claro lo que es lo mejor para el grupo y si no se hace lo que él o ella piensa lo pasa fatal.

El uno sexual es el más vehemente y directo de los unos. Estos sí que te van a corregir directamente. Si tienen que ser violentos lo serán; lo importante es ser fieles a sí mismos. Su verdad por encima de todo.

El uno conservación es más moderado en su expresividad, aunque ve el mundo igualmente en dos colores. No hay término medio, pero pone el foco en perfeccionarse a sí mismo en vez de perfeccionar al otro.

Los uno sociales ven el mundo en función de bueno y malo. No hay grises; así que, tienen que hacer un esfuerzo sobrehumano para convivir con normalidad en un mundo bastante menos extremos que ellos. Por ello, han de poner el foco en ser lo menos rígidos posibles o dicho de otra forma; su faro ha de ser la flexibilidad. Con lo cual, de los sietes podrán aprender mucho.

Los uno sexuales o vehementes, son de una intensidad máxima y, obviamente, convivir con ellos es bien complicado. Si todos los unos padrean y madrean mucho, ellos lo llevan a extremo. Ahora es el momento de ver al otro y ser cuidadoso con él. Pueden aprender mucho del eneatipo cuatro. La palabra mesusa es un buen mantra para nuestros intensitos.

Los uno conservación son más empáticos que sus compis de subtipos y pueden convivir con más naturalidad con «simples mortales». Pero, las ganas de mejorarse les llevan a estar en una preocupación constante. Por lo tanto, es el momento de confiar en la vida y dar por bueno lo que viene tal cual. Respirar despacio y buscar el sosiego será un buen plan para ellos.

1 SOCIAL: Inadaptación / FLEXIBILIDAD

1 SEXUAL: Vehemencia / EMPATÍAMesura visceral (aportación de Manuel Vera de El Valor del Eneagrama)

1 CONSERVACIÓN:  Preocupación / CONFIANZASosiego (aportación Gonzalo Morán)

FORMACIÓN online de ENEAGRAMA.

3 VIRTUDES DE LOS ENEATIPOS

Sobre el tema de las falsas virtudes hemos publicado hace poco un post (ver aquí) y sobre las verdaderas virtudes tenemos este post que también te puede interesar:

Autores: Agnieszka y Lorenzo (Haiki)

Próximos CURSOS de ENEAGRAMA en Haiki

“Cuando abro mis ojos al mundo exterior, me siento como una gota de agua en el océano; pero cuando cierro mis ojos y miro interiormente, veo el universo completo como una burbuja levantándose en el océano de mi corazón.” Hazrat Inayat Khan “La Sinfonía Divina.”

Deja un comentario

Ir arriba