Haiki
No Comments 468 Views

Óscar ICHAZO, el papá del ENEAGRAMA (de la personalidad).

Corría el año 1970 y Óscar ICHAZO, recibe a Claudio Naranjo y otros 40 compañeros para participar un entrenamiento en Arica, Chile.

Durante varios meses tomarían una formación basada en diferentes sistemas y herramientas. Entre ellas destacaba el Eneagrama. Así, Ichazo enseña a Naranjo las bases de lo que luego sería su trabajo posterior.

De hecho, es el propio maestro chileno quien reconoce que Óscar vino a ser, de alguna forma, el PAPÁ de todo lo que hoy conocemos como ENEAGRAMA de la personalidad.

Óscar ICHAZO, el papá del ENEAGRAMA

Aunque es claro el planteamiento del texto, es importante recalcar que no hablamos del Eneagrama en sí mismo, que obviamente tiene origen milenario y no tiene ningún tipo de paternidad. Aquí hablamos de lo que a nosotros más nos importa: El eneagrama de personalidad.

1 EL AÑO CLAVE: 1970

Como ya hemos contado previamente (ver aquí), a principios del año 1970 se producen acontecimientos decisivos en la vida de Claudio Naranjo. Por un lado, muere el que fuera su maestro en su etapa de Berkeley (California): Fritz Perls. Por otro, en el mismo momento, recibe la noticia de la muerte de Matias, su único hijo que por entonces tenía 11 años. Así que, con semejante impacto interno, junto a otros pensadores del movimiento de potencial humano a su país, viaja a su país natal: Chile. Allá les espera Oscar Ichazo para ofrecerles unos meses de entrenamiento basado, en parte, en la enseñanzas del cuarto camino de G. I. Gurdjieff. Con esto no decimos que que lo que se enseñara fuera cuarto camino, ni que Ichazo hubiera conocido directamente a G. I. Gurdjieff (cosa que no hizo).

Recordamos que el maestro armenio (Gurdjieff) NO había enseñado nada sobre el eneagrama de la personalidad. Es decir, recoge el conocimiento ancestral del eneagrama y lo usa en sus enseñanzas, pero no habla de los eneatipos o tipos de egos. Explican el mundo (tanto interno como externo) con la ley del uno, la del tres, la hexada y muchos más temas interesantes; pero, todo esto estando muy bien en sí mismo, no es lo mismo que la psicología de los eneatipos (ver aquí). Tampoco la explicación del ego (y su trabajo sobre sí) es igual que la que proponen posteriormente Ichazo y Naranjo.

Pero volviendo, a este increíble año 1970, podemos imaginar una relación de maestro – alumno entre Ichazo y Naranjo y más o menos fue así; pero, con varios matices.

Foto: Peter Schlesinger

Naranjo, por un lado, estaba fascinado por Ichazo; pero, por otro, según relata en su libro Ascenso y descenso de la montaña sagrada, no terminaba de fiarse de él. En cualquier caso, los meses de entrenamiento fueron intensos y el grupo sentía que estaba aprendiendo y profundizando en sí mismos.

2 LAS ENSEÑANZAS DE ICHAZO

Llegado este punto, la pregunta que siempre nos hacemos es ¿De dónde sacó Ichazo la idea de que cada punto del símbolo del eneagrama podía coincidir con un tipo de personalidad? Este hallazgo ya sería la bomba; pero, lo más sorprendentes es la precisión de las primeras palabras claves que usó para cada tipo de ego.

Como podemos ver, este legado inicial no coincide exactamente con las pasiones y fijaciones y virtudes que Claudio Naranjo concretaría a partir de 1970.

Para no ponernos demasiado esotéricos, vamos a dejarlo en que tuvo una gran intuición y, desde ahí, lo clavó. En este sentido, se habla de que ya de niño tuvo episodios de conexión con «algo más grande». De hecho, con poco más de 7 años leía libros de adulto y muchos de ellos tenían que ver con enseñanzas transcendentales. En su adolescencia se inició en el yoga y artes marciales y posteriormente tendría un gran dominio de ambas disciplinas. Ya de adulto se formó con grandes maestros espirituales de la época y en sus viajes a oriente terminó su formación psico-espiritual. Por ello, no es de extrañar que se le conociera como el hechicero bolivaino. De hecho, la escuela de Arica siempre ha tenido una componente chamánica de la que nos gustaría hablaros más, pero, parece que también la rodea un gran hermetismo.

Según Ignacio Darnaude: «Óscar Ichazo, Igual que Gurdjieff, desde muy joven se fascinó por el descubrimiento de conoci­mientos perdidos. En su infancia aprovechó su extraordinaria inteligencia para asimilar textos filosóficos y metafísicos de la vasta biblioteca de su tío. Muy joven viajó desde su casa, en Bolivia, a Buenos Aires y después a otras partes del mundo en busca de sabiduría antigua. Después de viajar por Oriente Medio y otras regiones, regresó a Sudamérica y comenzó a destilar lo que había aprendido. Ichazo investigó y sintetizó los numerosos elementos del eneagrama has­ta que, a comienzos de los años cincuenta, descubrió la conexión entre el símbolo y los tipos de personalidad.»

Escuela de Arica

Las palabras claves que Ichazo usaba para cada eneatipo fueron cambiadas por Naranjo; pero, si las miramos con cariño, no dejan de tener su sentido. Por ejemplo, para los sietes hablaba de ego-plan y para los cuatros de ego-melan. Muchas veces, nos imaginamos a un siete siempre alegre y buscando irse de fiesta y, en el fondo, esto no es lo determinante. Es mucho más clave la idea de ego-plan, un planificador incansable de planes sugerentes que la de que es la alegría de la huerta. Por supuesto que ambas características son muy compatibles, pero, hay una más neurálgica. Respecto al cuatro pasa lo mismo. Desde muchas visiones no naranjianas se le presenta como el artista, y aunque ciertamente puede tener más tendencia hacia el arte que otros eneatipos, es más determinante su melancolía. Melancolía que Naranjo rebautizó en envidia; pero, que van muy bien como pareja de baile.

Con todo ello, vemos que este PROTO-ANALISIS de Ichazo es una gran base para el posterior desarrollo del ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD de Naranjo. También, vemos con claridad que, aunque obviamente estamos partiendo de un eneagrama de origen milenario, lo que aparece en este momento de la historia es algo muy diferente. Reforzando esta idea, rescatamos las palabras del terapeuta, Gonzalo Pérez Benavides: «El diseño mismo del Eneagrama, en su incontestable geometría, tiene más de dos mil años. Hay evidencia arqueológica de ello en la Mesopotamia. Luego reaparece en Ouspensky y Gurdieff; per,o solamente como modelo de la circulación de las energías; así fue aplicado a colores o a planetas. Los Eneagramas de la Conciencia y del Ego son creación original de Oscar Ichazo. Con la gigantesca oleada de inspiración superior que elevó la conciencia planetaria en los años 60, sembrando inagotables semillas de novedad en las artes, las ciencias, la tecnología, el pensamiento, él recibió un magnífico download. En inconcebibles estados de conciencia expandida Oscar descubrió, contempló, desarrolló esta radiante síntesis del funcionamiento de la mente iluminada y de la mente ensombrecida. La semilla incandescente de un árbol universal cargado de generoso futuro».

Acceder al texto completo

¿Cuál es la naturaleza de nuestra mente? Esta es una de las pregunta que solía proponer Ichazo.

FORMACIÓN online de ENEAGRAMA.

Acceder a FORMACIÓN online de ENEAGRAMA.

Del siguiente post del super-recomendable blog de Pobre niño pijo, podemos ver las palabras claves completas de Ichazo para cada enatipo

2: Ego-Adulador – Hìper-independiente

3: Ego-Ir -Hiper-eficiente

4: Ego-Meláncolico – Hiper-razonador

5: Ego-Mezquino – Híper-observador

6: Ego-Cobarde -Hiper-aventrurero

7: Ego-Planificador – hiper-idealista

8: Ego.Venganza – hiper-justiciero

9:Ego-Indolente – hiper-inconformista

1: Ego-Resentido – Híper-Perfeccionista

Acceder al post:

https://pobreniniopijo.blogspot.com/2017/12/dicotomias-de-ichazo.html

Alejandro Jodorowsky reconoce a Ichazo como uno de sus maestros y comenta: «Mira, yo tuve que interpretar en esa película a un maestro, y bueno, yo no era un maestro y entonces conseguí a Oscar Ichazo, que tenía un grupo que se llamaba Arica en Estados Unidos y él vino a México a iniciarme. Y me enseñó el Enegrama y yo organicé mi película en torno a eso. Después se hizo muy famoso. Cuando hice La Montaña Sagrada eso no se conocía, se conocía en privado no más, era esotérico. Y luego se dio a conocer y ahora todas las librerías esotéricas tienen libros sobre el tema con autores como Claudio Naranjo, que fue discípulo de Ichazo. Y bueno, eso viene de Gurdjieff, un esoterista genial que llegó a Francia y luego fue a Estados Unidos a comienzo del siglo XX».

Al parecer, estamos hablando del año 1972 y el Ichazo quien inicia a Jodorowsky en la experiencia con drogas alucinógenas (LSD, peyote, mezcal…).

3 El papá y la mamá

Con todo ello, vemos que este germen inicial, pero muy acertado, que Ichazo traspasó a Naranjo, fue el comienzo de una nueva era para el eneagrama. Aunque la mayoría le trababan como un maestro sufí, él se consideraba un representante del profetismo occidental.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es OSCAR-ICHAZO-ESCUELA-ARICA-ENEAGRAMA-HAIKI.jpeg
Oscar Ichazo

Después de siglos o milenios de transmisión de unas enseñanzas asociadas al símbolo, apareció una forma de entender el eneagrama. Un mapa preciso y precioso de la personalidad humana que nos sirve para auto-observarnos y poder conocernos cada vez mejor. Esto es el eneagrama de la personalidad. Una herramienta compleja y profunda que el Dr Naranjo supo desarrollar como nadie. Pero, insistimos, más allá cómo el maestro chileno fue capaz de concretar tanto y tan bien la descripción de los eneatipos (otro temazo), la importancia de la aportación de Ichazo es capital. Naranjo comenta en el fantástico libro «un encuentro con Javier Esteban»: «Yo sentí que Ichazo había sido un vector, Utilizado por una consciencia que podría permitirse eso de actuar a través de otro. No he tenido otra ocasión de conocer a alguien como él.(…) Un día me dijo: conéctate con los que están detrás de mí, con la línea de los maestros».

Así, vemos que Ichazo, más allá de su aportación al eneagrama, fue muy reconocido por figuras como Jodorowsky, Naranjo y fundó una escuela que a día de hoy sigue en vigencia: La escuela de Arica (ver aquí).

De hecho, en su fantástico libro de la Danza de la realidad, Jodorowsky comenta que Ichazo era uno que había aprendido todo el conocimiento del cuarto camino. A su vez, Ichazo insistía en que las enseñanzas de Gurdjieff no eran nada nuevo sino una mezcla de tradiciones, taoistas, sufís y cabalísiticas. Y como todos los buenos maestros, tanto la mamá del eneagrama, Naranjo, como el papá, Ichazo, son expertos cazadores de lo mejor de cada tradición. De esta forma, terminan combinando estos conocimientos en nuevas y actuales enseñanzas.

Texto redactado por Haiki
Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó

Biografía de Ichazo año a año, aquí.

También te gustará:

.

Más sobre Ichazo:

«Desde 1971 en que Ichazo funda los institutos Arica en USA, su obra ha crecido de forma silenciosa pero firme y sin pausa. Más de 200.000 estudiantes han participado en sus cursos y más de 500 instructores imparten sus enseñanzas en un gran número de ciudades en todo el mundo. Aunque el contenido de sus enseñanzas ha sido mantenido por sus alumnos en el ámbito de sus institutos, el Eneagrama ha sido conocido en otros contextos gracias a que, en 1971, Oscar Ichazo decidió compartir sus conocimientos. Para ello reunió en Arica, Chile, cerca de 50 personas que durante 10 meses estudiaron y experimentaron su sistema y que más tarde se encargarían de usarlo y divulgarlo.»

Acceder

.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top