Haiki
2 Comments 626 Views

La Psicología de los ENEATIPOS en el ENEAGRAMA de la personalidad

¿De qué hablamos cuando hablamos de eneagrama? Puede parecer una pregunta con respuesta obvia; pero, lo obvio demasiadas veces se obvia. 

Sobre eneagrama siempre decimos que se ha escrito mucho, quizás demasiado. La red está plagada de post simplones sobre el tema; pero, encontrar material con mayor profundidad ya no es tan sencillo. 

Con ello, lo que a nosotros nos interesa y es lo que intentamos transmitir es el la Psicología de los ENEATIPOS en el ENEAGRAMA de la personalidad según el mensaje de Claudio Naranjo.

Así que, si te apetece saber más sobre todo ello, este es un buen momento para que nos acompañes.

1_ Mezcla de conceptos

Con este post (ver aquí) hicimos una pequeña arqueología del término ENEAGRAMA.  

Así, vimos la importancia que tiene el hecho de que sea eneagrama de la personalidad y no eneagrama a secas de lo que estamos hablando. 

Con ello, cada vez tenemos más claro que cuando se habla de eneagrama se suele mezclar lo que es el símbolo en sí mismo, lo que es el eneagrama sufí, lo que se enseña en el cuarto camino de Gurdjieff, lo que parieron Ichazo y Naranjo con lo que se divulgó en versión más americana (Palmer, Riso…). Todo suele ir medio revuelto y conviene, poner los puntos sobre las ies; sobre todo, para concretar que lo que a nosotros nos interesa en Haiki es la Psicología de los ENEATIPOS en el ENEAGRAMA de la personalidad.

Como podemos leer en el libro “El eneagrama de la Sociedad” de Claudio Naranjo:

“(…) A pesar de las muchas dudas que me inspiró el contacto con Ichazo, decidí aceptar su sugerencia de darme la oportunidad de la experiencia —y para hablar simplemente, diré que me alegro de haberlo hecho. A la experiencia de una primera temporada de contacto cotidiano en Santiago de Chile, siguió la de varios meses, en compañía de un grupo, durante el año siguiente en el oasis de Azapa (cercano a Arica, en el extremo norte de Chile) —un peregrinaje que fue para mí el comienzo de una vida superior. Con respecto a esta experiencia, el conocimiento del protoanálisis y otras aplicaciones del eneagrama a la comprensión de la personalidad y al trabajo interior fueron algo así como un «regalo de despedida». Tal vez me surge explicarlo así porque al regalo del desierto siguió el regalo de ir entendiendo, a mi retorno al mundo, cosas que me han permitido la satisfacción de ayudar mucho a los demás”.

Esta comprensión del eneagrama se podría considerar como un embrión de lo que Naranjo desarrollaría en los siguientes años en sus enseñanzas en Berkeley (primeros setenta). 

Mientras tanto, otros autores que aprenden nociones básicas del propio Claudio Naranjo desarrollan por su cuenta algo parecido al eneagrama. Pero el resultado que ofrecen dista bastante de lo que el propio Claudio Naranjo continúa explicando en sus libros y más adelante en el proceso SAT que renace en Babia a finales de los ochenta. 

Por suerte, desde entonces cada vez se va afinando más el tema y a día de hoy tenemos un conocimiento extenso, precioso y preciso del eneagrama de la personalidad.

Claudio Naranjo siempre apuntaba que la mayoría de lo que se conoce como eneagrama y se popularizó en los ochenta y noventa sobre todo en Estados Unidos es una versión del eneagrama bastante descafeinada. Él hablaba de un eneagrama bastardo y fraudulento. Para nosotros es importante incidir en la importancia de acercarnos al personaje que sostiene nuestro eneatipo desde la parte más sombria, no desde la aparente luz. 

Esto no significa que no podamos hablar de la parte más virtuosa de cada eneatipo, tan solo que, de partida, ponemos el foco en la neurosis básica de cada personalidad.

2 El eneagrama como forma de vida

El eneagrama visto desde esta óptica es sumamente enriquecedor pues nos conecta con la esencia de la vida misma, con entender por qué somos lo que somos, o lo que parece que somos. También, nos conecta con la idea de que somos mucho más de lo que hacemos, pensamos o sentimos. 

Hasta que el Dr Naranjo le dio este enfoque, el mundo del estudio de la personalidad era un coto cerrado de la psicología y psiquiatría. Además, esta disciplina estaba mucho más enfocada en estudiar los trastornos de la personalidad que la personalidad en sí misma. Es decir, no es lo mismo estudiar el trastorno del autismo o el trastorno de la esquizofrenia, lo cual es muy necesario, que analizar lo que pasa con personalidades comunes que se encuentran perfectamente sanas. 

Por ello, no conviene confundir ese autismo o esquizofrenia con personalidades que se esconden en una cueva como es eneatipo cinco en el eneagrama o el carácter esquizoide en la bioenergética.

Así que, esta democratización de la información sobre lo que es la estructura del carácter es lo que venimos llamando eneagrama de la personalidad. Desde ahí, sí que podemos comprender nuestros mecanismos neuróticos e intentar radiografiar nuestro ego. Pero claro, para ello, como siempre insistimos, hay que partir de la idea de que lo que pensamos que somos, en realidad, en gran parte era nuestro personaje/ego. 

Siguiendo con Claudio Naranjo

“(…)  aparte de incluir la consideración de las distintas orientaciones caracterológicas como estilos de defensa y de valoración ligados a particulares ilusiones en el modo de entender la plenitud, la concepción que yo ofrezco puede también ser considerada como una visión transpersonal o espiritual del carácter y la neurosis, o, alternativamente, como una perspectiva existencial, en cuanto que equipara (como veremos) el «oscurecimiento» espiritual con una pérdida de ser”.

Por eso, podemos afirmar que  la neurosis ha sido nuestro estado natural de estar en el mundo y esto no significa que estemos o hayamos estado enfermos. Cuando la neurosis va a más, sí puede llegara a la locura. Pero en general, casi todos sólamente estamos un poco “loquitos” o perfectamente neuróticos. Nada que no se pueda arreglar con auto-conocimiento (que nos libra de nuestro propio auto-cocimiento a fuego lento), meditación y !!una buena dosis de aceptación y coraje!!

Pero, si aun con todo nos desconectamos de nuestro verdadero yo (o yo más esencial), será muy complicado vivir una vida plena que nos permita plantearnos temas que se alejen de lo mundano y se acerquen al mundo de la espiritualidad. Incluso si hablamos de vivir de acuerdo a unos valores o de tener clara cuál es nuestra misión en el mundo, conectar con nuestro yo real, será un paso irrenunciable para hacerlo desde la autenticidad y transparencia. Buscar, y a ser posible encontrar, nuestra vocación es algo tremendamente útil. Recordamos que Vocación, viene de poner en marcha nuestra propia voz. Se trata de distinguir entre lo que, realmente, es nuestra esencia y lo que es la máscara que construimos para sobrevivir.

Así, el camino siempre es de vuelta a ser el niño que fuimos. Olvidarnos de nuestra indolencia y prepotencia para conectar con nuestra inocencia es un buen plan. Acunar a ese niño herido es un paso imprescindible si queremos crecer como personas. 

Con todo ello,  si buscamos en nuestro interior, a buen seguro, todavía encontraremos esa dulzura y curiosidad que se disfrazó de vanidad, miedo u orgullo. 

En última instancia se trata de vivir la vida desde el amor y no desde sus múltiples y variados sucedáneos.

3 ¿Qué eneatipo soy?

Tenemos muy claro que la principal virtud de meternos de lleno en el mundo del eneagrama es aprender a vivir con más plenitud.

Es un trayecto para conocernos mejor; no hay que llegar a ningún sitio; ni siquiera a concretar el eneatipo que se supone que somos. Un proceso terapéutico, sin duda, nos podrá ayudar a que nuestro camino sea más seguro; pero, lo más importante siempre será nuestra capacidad de auto-observación y auto-conocimiento. 

En cualquier caso, en esta búsqueda de nosotros mismos puede haber momentos muy complicados y la presencia de un buen terapeuta nos ayudará a sostenerlos con más entereza. Alguien cerca que nos facilite el camino deberá ser siempre bienvenido.

Así, quien se ponga manos a la obra y vea su eneatipo con claridad, será fantástico; pero, quien no lo vea con tanta facilidad, estará trabajando igualmente en conocerse mejor. 

Con ello, animamos a escapar de esa necesidad que tienen todos los recién llegados a este mundillo de saber su eneatipo cuanto antes. 

Y lo peor es que hay supuestos expertos que dicen que, con su ayuda, en un pis pas cualquiera sabrá su eneatipo. !Como si eso fuera lo más importante! 

Esta es una forma muy poco elegante de “ayudar” a los recién llegados. 

También es cierto que quien conoce de nuevas el eneagrama no tiene porque ser consciente de la profundidad y complejidad de la herramienta. 

En este sentido, entendemos que la mayoría de terapeutas y expertos en eneagrama tienen presentes estos matices; pero, vemos que hay unos pocos que se intentan aprovechar de la inocencia y desconocimiento de los primerizos en el noble arte del eneagrama.

Por otro lado, en nuestra opinión, hay que tener cuidado con ciertos planteamientos muy limitados del propio eneagrama (por ejemplo, no hablar de subtipos y sí hablar de “alas”) que pueden llevar a mucha gente a identificarse en el eneatipo equivocado. 

A todo ello hay que sumar que hay eneatipos de libro y otros que son mucho más híbridos y ninguna de las dos opciones significa nada (ni bueno ni malo). 

La realidad es que, más allá del trabajo personal de cada uno, hay quien se identifica casi al cien por cien con un eneatipo y hay otra gente que es mucho más mezcla

Al final, todos terminamos viéndonos en un solo eneatipo; pero, a veces, para nada somos el prototipo del mismo. 

Por otro lado, hay mucha gente usando el eneagrama para fines que no son lo suyo -por ejemplo en el entorno laboral-. No es que no se pueda, pero te quedas en la superficie de lo que es el potencial real del eneagrama.

Evidentemente, si en una misma empresa de 5 trabajadores, hay tres o cuatro que huelen demasiado a siete, aquello será muy creativo y divertido pero les costará Dios y ayuda concretar y terminar los proyectos. 

Si nos vamos al extremo opuesto, y tenemos demasiados cincos, la parte de gestión, dirección y ventas puede ser atendida con demasiado esfuerzo.

Si en una empresa pequeña hay dos personas que “ochean” con claridad, nos acordaremos de aquello de que dos gallos en un mismo corral suelen acabar mal. 

Y así podríamos seguir

Esto es así, pero para organizar el tema a este nivel empresarial hay otras herramientas como los roles de Belbin, las 24 Fortalezas de Martin Seligman o el Self management de Alex Rovira.

En fin, que, aunque reconocemos que es tentador, conviene seguir usando el eneagrama para lo que es: una herramienta de autoconocimiento que nos permite entender mejor el mapa de nuestra personalidad. No será el territorio, pero se puede acercar mucho. 

A partir de ahí, nos podremos querer más y seremos más empáticos con el mundo.

Sin embargo, quien quiera usarlo a nivel empresarial o como si fuera un horóscopo para saber si un seis y un siete se van a llevar bien como pareja, está en su derecho, pero que no cuenten con nosotros para ese viaje.

Más sobre el tema por aquí:

De hecho, vemos constantemente a gente intentando cuadrar eneatipos en función de supuestas cualidades amorosas. Como si un seis fuera la pareja ideal de un tres o como si un dos y un ocho fuera imposible que estén juntos.  Todo esto es banalizar el eneagrama; aunque, sí que es cierto que cada eneatipo tiene sus particularidades y, por ello, toca estar atentos. En cualquier caso, lo que no podemos perder de vista es que si hay dos personas relacionándose poniendo en juego, por lo menos por momentos, su parte más esencial, no habrá incompatibilidad de eneatipos como muchos hablan.

Es cierto que, podemos suponer que el amor entre un dos y un cuatro, seguramente, será un pequeña bomba de relojería; pero, no por ello  es un amor imposible. 

Si se juntan dos cincos como pareja, pues, lo más normal es que les falta un poco de alegría en ciertos terrenos. Cuanto más bajen de la cabeza al cuerpo, mejor; pero, nuevamente, no significa que dos cincos no puedan ser pareja.

Aunque es cierto que no es habitual que los dos miembros de la misma pareja sean el mismo eneatipo, pueden serlo perfectamente. Ya será más extraño que sean también el mismo eneatipo y subtipo; pero bueno… todo puede ser.

Con ello, nos volvemos a reafirmar en nuestra visión holística de la herramienta y aunque algunos la quieran particularizar para según qué temas, entendemos que no es el camino a continuar.

Por aquí siempre recomendamos echar un ojo a la teoría de los TRES AMORES de Claudio Naranjo (ver aquí).

“(…) Eros (o amor-deseo), caritas (o amor-dar) y philia (o amor-admirativo) pueden caracterizarse como amor de hijo, amor de madre y amor de padre, y se relacionan predominantemente con la primera, segunda y tercera persona que distingue la estructura de nuestro lenguaje: el amor deseo, con su anhelo de recibir, privilegia al yo, en tanto que el amor ágape es un amor al tú, y el amor-admiración proyecta la experiencia de valoración más allá de la experiencia del yo-tú, en una personificación de lo trascendente o una simbolización del valor puro: ÉL. Se puede también decir que el amor al yo acoge al animal interior que hay en nosotros, criatura de deseos, mientras que el amor al tú encara al prójimo como persona o ser humano y el amor-admiración encuentra su verdadero objeto en lo divino, ya sea, en una dimensión universal o en la experiencia de la divinidad encarnada.» Claudio Naranjo

Por aquí, seguiremos apostando por transmitir con la mayor claridad posible las ideas del eneagrama de la personalidad, según lo aprendido de nuestro querido Claudio Naranjo.

Lo demás, son brindis al sol, brindis que pueden ser muy atractivos (y rentables), pero que inciden en lo que el propio Naranjo llamaba la farsa del eneagrama.

Texto redactado por   Haiki

Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó

También te puede interesar: 

LAS TRES TRIADAS DEL ENEAGRAMA

El eneagrama según Claudio Naranjo

GUÍA RÁPIDA DE ENEAGRAMA

2 COMMENTS
  1. Avatar
    Ileana Aragón

    Excelente artículo, muy completo, esclarecedor y que pone los puntos sobre las íes. Le deseo muchísimas lecturas.
    ¡Muchas gracias, Haiki! = )

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top