Haiki
No Comments 449 Views

¿El Eneatipo 2 puede confundirse con otros eneatipos?

Nuestros orgullosos del eneagrama pueden tener puntos en común con más de un eneatipo.

Por ello, primero es importante entender bien este eneatipo y luego ver los puntos de encuentro y desencuentro con el resto de personalidades.

Si te interesa el tema, estás en el lugar adecuado.

EL dos social o el dos ambición por momentos puede recordar al tres social, pero los orgullosos son más libres y ligeros.

Cuando hablamos del subtipo conservación de dos podemos ver que cuatrea bastante y pasa de la habitual codependencia del dos a la dependencia del cuatro. Aun así, el privilegio del conservación siempre le terminará delatando.

Con los cincos sólo se puede confundir si los avariciosos son capaces de trascender su habitual pasión de la avaricia y conectan con su virtud de la generosidad. Ahí, podemos ver ecos de la falsa abundancia del dos.

Con el seis conservación, nuestros ositos de peluche, pueden resonar por momentos los dos conservación.

El eneatipo siete y el dos comparten cierto optimismo por la vida y un auto-imagen bastante inflada de sí mismos. Además, ambos tienen tendencia a la seducción y la manipulación. Sobre todo en las chicas y aun más en el subtipo siete social, muchas veces es complejo saber si están en lado o en el otro del eneagrama.

Con los ochos tienen flecha directa y cuando el orgullo se viene arriba y se convierte en violenta soberbia, nos recuerdan al ocho. El dos (subtipo social o sexual) es capaz de pasar de un estado amable y amoroso a otro mucho más agresivo y amenazante en un pis pas. En cualquier caso, más allá de las infancias diferentes de ambos eneatipos, el dos sí mira al otro y el ocho va arransando por la vida.

Con el nueve, como ya veíamos por aquí, tiene muchos puntos en común pero la omnipotencia del dos les delata.

Según Claudio Naranjo en la biblia del eneagrama: Carácter y neurosis: 

II/III:

Aunque ambos comparten la preocupación por la apariencia personal y la sed de atención, el eneatipo II es comparativamente libre y espontáneo, mientras que el eneatipo III es con- trolado, con miedo de soltarse. Por otro lado, el eneatipo II tiende a invadir; el eneatipo III es más cuidadoso con los límites.

II/VII:

Aunque ambos son seductores y hedonistas, el eneatipo II es un tipo verdaderamente emocional, mientras que en el eneatipo VII la cálida amabilidad se produce en el contexto de una mayor independencia y con un fondo de desimplicación fría.

II/VIII:

Aunque el orgulloso puede ser impulsivo, arrogante y desdeñoso, el eneatipo II es, sin duda, emocional, mientras que el eneatipo VIII es activo. El eneatipo II es predominantemente seductor, y el eneatipo VIII está más orientado hacia el poder y la dominación explícita.

También te puede interesar.

El eneatipo 2, el orgullo

Subtipos del eneatipo 2

Tagged with: ,

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top