Haiki
  • ¿Qué es la NEUROSIS en el ENEAGRAMA?

    Si a cualquier persona ajena al mundo del eneagrama le hablas de neurosis, rápidamente pensará en que alguien está mal de la cabeza. De hecho, si lo hacemos incluso con la mayoría de gente que se aproxima al eneagrama el efecto no será muy diferente.

    Tan solo entender que no somos el eneatipo sino que nos identificamos con un tipo de personalidad que coincide con un eneatipo, ya es un gran paso.

    Claudio Naranjo, además de ser el padre del eneagrama de la personalidad o Psicología de los eneatipos que nosotros intentamos transmitir, fue quien se encargó de introducir el concepto de neurosis en la base teórica de esta maravillosa herramienta.

    Leer más...
  • Enamorados del personaje.

    Una de las sensaciones más incómodas cuando se comienza a trabajar con el eneagrama es saber, si cuando nos radiografiamos, lo que vemos pertenece al ego a la esencia.

    A su vez, vemos que mucha gente va conociendo el eneagrama; pero, aún así, hay ciertas partes de la forma de ser de su ego a las que tiene demasiado cariño. Es como si hubiera una especie de enamoramiento del personaje.

    Leer más...
  • ¿Qué es el ego según el eneagrama?

    ¿De qué hablamos cuando hablamos del ego? ¿Es lo mismo el personaje que el ego? Según la teoría del Eneagrama de la personalidad podemos identificarnos con 9 eneatipos y cada uno de ellos tiene una pasión concreta. Desde ahí, podemos pensar que «somos» un eneatipo. La realidad es que seguramente eso que, en un primer momento, creemos que somos o hemos sido, es justo lo que no somos.
    Sobre todo esto va el post de hoy ¿nos acompañas?

    Leer más...
  • MI EGO Y YO

    Como buen matrimonio de conveniencia, mi ego y yo intentamos tener la fiesta en paz. Aquello del yo, el super yo y el ello del amigo Freud nunca lo terminé de ver muy claro. Me parece demasiada gente viviendo en el mismo espacio; todo un follón. Acertadamente o no, yo me apaño mejor entendiendo la jugada como una cosa de dos, mi yo inventando, es decir, mi ego y mi yo auténtico. También es cierto que, durante la mayor parte de mi vida la he pasado pensando que yo en realidad era mi ego y si me preguntaban por mi ego, yo pensaba que no existía. ¡!Pobre infeliz!! Así, darme cuenta que quien ha comandado la nave de mi existencia ha sido un yo falsificado, no deja de tener lo suyo. Pero, como todo en la vida, más vale tarde que nunca, y haber entendido las reglas del juego es un excelente primer paso para seguir avanzando. Ahora, con todo más claro, sigo batallando contra él, y, de vez en cuando, veo que voy cogiendo el timón de la nave. Otras veces, me sigo pillando en la sombra y con él tripulando a toda pastilla la embarcación. Aun así, la

    Leer más...

Back to Top