Haiki
No Comments 1530 Views

LOS CONTRAENEATIPOS O CONTRAPASIONES DEL ENEAGRAMA.

¿Por qué es tan importante entender que no somos 9 formas de ser sino 27? 

Si tan sólo entendemos que hay 9 eneatipos nos puede resultar muy complicado ubicarnos con el carácter con el que, realmente, nos identificamos.

Por ello, conviene entender muy bien los nueve eneatipos y los tres subtipos de cada eneatipo. Así sí tendremos opciones de vernos con claridad.  Si te interesa el tema. Este es tu post.

Los que lleváis un tiempo en esto del eneagrama, vais viendo que hay subtipos un poco “extraños”; es decir, son los que funcionan desde la contra-pasión y son los llamamos contra-eneatipos. 

1 LA CONTRAPASIÓN DE LOS CONTRAENEATIPOS O CONTRANÚMEROS

Como bien sabemos, cada eneatipo tiene una pasión dominante. La pasión tiene que ver con la emoción dominante. Emoción que tira de nosotros de tal fuerza que no nos deja ser libres y poder estar en el mundo desde nuestra esencia.

A su vez, cada eneatipo tiene tres variantes en función de cada uno de los tres instintos (conservación, sexual y social). 

Es decir, en cada personaje de los 9 tipos de personalidad, encontramos tres posibilidades. 

Con ello, tenemos realmente 27 formas de ser.

No conocer bien las contrapasiones hace que mucha gente termine mal ubicada dentro del eneagrama. Así, de los tres subtipos de cada eneatipo dos de ellos son consecuentes con la pasión principal y uno no. 

En nuestra opinión, hay tres personalidades con la contrapación muy clara: el siete, el seis y el tres. Es decir,NO todos los eneatipos tienen un contra-número igual de potente. 

Seis sexual (Fuerza).

En el eneatipo seis su pasión es el miedo.  Dentro de sus subtipos nos encontramos con el seis social, que además del miedo, tiene pasión por el deber y es muy obediente. El subtipo conservación, sin perder su pasión por el miedo, es gente un poco más emocional que la mayoría de los mentales. En cualquier caso, siempre el miedo les guia. Pero, el tercer subtipo de los seises, el seis sexual, funciona de manera reactiva frente el miedo. 

Así como los otros seises son temorosos, nuestros contrafóbicos son temarios. Todos temen, pero de forma diferente.

De esta forma, en el mismo momento que el seis sexual siente el miedo, puede entrar en la acción. Así, desde este comportamiento contrafóbico, pareciera no sentir el miedo. 

Se confunden con el cuatro sexual y también, en la foto fija, con el eneatipo ocho.

Siete social 

Entender el siete social nos abre un mundo lleno de posibilidades. 

En este subtipo la gula sigue estando pero son capaces de sacrificarla. A veces, cuesta ver el hedonismo en unos seres tan espirituales. Son idealistas y se esconden para satisfacer su gula.

De repente, dentro de los casi siempre juerguistas y tramposos sietes aparece gente mucho más enfocada en parecer niños buenos y salvar al mundo. Y aquí lo importante es parecer, no tanto ser. Por eso, mucho de la necesidad de reconocimiento típica del tres, también está presente en este siete.

Los anti-siete, sobre todo en las chicas, se suelen confundir con el eneatipo dos y algunas veces con los nueves. A veces, coincide que el subtipo de siete sexual (Peter pan) también tiene una fuerte carga de subtipo social y viceversa. Muchas personas que, seguramente, se están mirando en el nueve o en tres, si llegan a profundizar en el contra-número de los sietes, se podrán ver bien identificados.

Tres conservación.

En los vanidosos nos encontramos el eneatipo con pasión por la contra-vanidad (tres conservación). No son tan arrogantes como un tres social y muchas veces se confunden con un seis conservación. Incluso comparten muchos rasgos de forma de ser con el eneatipo 1 (perfección, sobriedad y rigidez). Su imagen, curiosamente, no llama la atención; pero, sí están pendientes del reconocimiento. Son el tres hacedor y siempre están buscando de la seguridad.

En otros casos, el contra-eneatipo no es tan escandalosamente diferente de sus compañeros de instinto, pero sí son bien diferentes en los matices. Por aquí nos encontramos a los envidiosos, a los orgullosos y a los iracundos. Si no conoces bien los subtipos del eneatipo cuatro, del dos o del uno, en algunos casos, estas personalidades contrapasionales te pueden pasar desapercibidos.

Cuatro conservación

Recordamos que los cuatro conservación son los más intelectuales de los cuatro y podríamos decir que lloran en silencio.  En palabras del experto en eneagrama Gonzalo Morán tienen una “envidia retroflextiva; es decir, la esconden y se autoflajelan. Llevan la pasión estoicamente”.  Son el cuatro tenaz, y se pueden confundir con facilidad con el tres conservación, con seis o un uno NO sexual. Incluso, en algunos casos, sorprendentemente tienen también ecos del eneatipo siete (lo cual es, aparentemente, contradictorio).

Por último apuntar que, el cuatro sexual no es el contra-número de los envidiosos, a pesar de ser tan explosivo. En esta explosividad sí está presente la envidia y  el sufrimiento (de hecho, muchos les llama los insufribles cortacabezas).

Dos conservación

Los doses conservación esconden su orgullo y se refugian en el privilegio. Desde ahí, cuatrean bastante. Son caprichosos y nos les cuesta tanto pedir como al resto de doses.

Suelen ser más chicas que chicos. Desde sus seducción y manipulación quieren siempre salirse con la suya.

Es decir, nos encontramos con un dos menos codependiente y más dependiente. Tiene un punto infantilizado que les emparenta con los siete sexuales.

Uno sexual

Los unos sexuales sí se permiten expresar su ira y, por ello, son el contra-eneatipo. En este caso, el uno conservación no es la contra-pasión a pesar de ser aparentemente demasiado dulce para ser un uno. 

En otros casos, como en el cinco, el ocho y el nueve, sus subtipos contra-pasionales no cantan tanto como en los casos anteriores.

Ocho social

Hay personas que quizás no se ven el ocho y no saben que hay un ocho social que es un poco menos contundente que sus compañeros de subtipos e incluso puede recordar al dos social o a un eneatipo siete (conservación). 

Sin dejar de ser “antisociales”, dan menos miedo que el resto de ochos.

También, recordamos que pasa lo contrario: gente que porque se siente “líder” se ubica en el ocho, cuando en realidad son un dos, un tres o un siete.

Nueve social

Si no se conoce el nueve social y se entiende que no son tan invisibles como el resto de nueves, muchas personas pueden estar ubicadas en el siete social o incluso en un tres conservación o sexual, por no tener bien claro este subtipo.  Este subtipo-contratipo no parece que está tan sonambulo como la mayoría de los nueves; tiene un poco más de chispa.

En el libro de La pereza Psicoespiritual de Claudio Naranjo podemos leer: «El E9 social parece el menos desconectado de los tres subtipos porque la participación, su pasión satélite, le hace parecer interesado por los asuntos del mundo. Es el subtipo que funciona aparentemente en oposición a la inercia (contra-pasional) por esta motivación de hacer incesantemente y ser jovial para ganarse un lugar. Esta aparente motivación es, en el fondo, una distracción de su mundo interno que le lleva a una inercia de actividades no siempre de acuerdo a sus verdaderos intereses».

Cinco sexual

Aunque el cinco sexual es un conta-número, en nuestra opinión, más allá de que con ciertas personas se abre más, no termina de dejar de oler a la avaricia de sí mismos típica de los cincos. 

Eso sí, no podemos olvidar que el cinco tiene caminito directo al eneatipo ocho y precisamente este subtipo es que más puede explotar y tomar la energía de los lujuriosos.

Aun con todo, es cierto que tienen un punto más emocional y, de hecho, se pueden confundir de primeras con el eneatipo cuatro.

2 DESCRIPCIÓN DE LOS SUBTIPOS

Acceder al post:

3 LOS CONTRA-ENEATIPOS O CONTRA-PASIONES DEL ENEAGRAMA*

3.1 LOS CONTRA-ENEATIPOS según su TRIADA

Triada emocional

Contra-Eneatipo 2:  Subtipo Conservación

Contra-Eneatipo 3:  Subtipo Conservación

Contra-Eneatipo 4:  Subtipo Conservación

Triada Mental

Contra-Eneatipo 5:  Subtipo Sexual

Contra-Eneatipo 6:  Subtipo Sexual

Contra-Eneatipo 7:  Subtipo Social

Triada Visceral

Contra-Eneatipo 8:  Subtipo Social

Contra-Eneatipo 9:  Subtipo Social

Contra-Eneatipo 1:  Subtipo Sexual

* Clasificación realizada según las enseñanzas de Claudio Naranjo. En otros libros como el del eneagrama del autor  Antonio Pacheco, podemos ver el mismo esquema.

3.2 LOS CONTRA-ENEATIPOS según su INTENSIDAD**

Altamente contrapasionales

Contra-Eneatipo 3:  Subtipo Conservación

Contra-Eneatipo 6:  Subtipo Sexual

Contra-Eneatipo 7:  Subtipo Social

Medianamente contrapasionales

Contra-Eneatipo 2:  Subtipo Conservación

Contra-Eneatipo 4:  Subtipo Conservación

Contra-Eneatipo 1:  Subtipo Sexual

Ligeramente contrapasionales

Contra-Eneatipo 5:  Subtipo Sexual

Contra-Eneatipo 8:  Subtipo Social

Contra-Eneatipo 9:  Subtipo Social

** Esta clasificación puede variar según el autor.

3.3 LOS CONTRA-ENEATIPOS según el INSTINTO

Instinto conservación

Contra-Eneatipo 2

Contra-Eneatipo 3

Contra-Eneatipo 4

Instinto sexual

Contra-Eneatipo 1

Contra-Eneatipo 5

Contra-Eneatipo 6

Instinto social

Contra-Eneatipo 7

Contra-Eneatipo 8

Contra-Eneatipo 9

Autores del post:

Agnieszka Stepien + Lorenzo Barnó

(Haiki)

ACCEDER AL POST DE LOS SUBTIPOS

ACCEDER AL POST DE LOS  INSTINTOS

ACCEDER AL CURSO DE LOS 27 SUBTIPOS

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top