Haiki
2 Comments 2748 Views

LOS TRES AMORES SEGÚN CLAUDIO NARANJO.

CLAUDIO-NARANJO-SAT-TRES-AMORES-HAIKI 500

Desde hace mucho tiempo Claudio Naranjo no habla del amor, sino de los tres amores. Insiste en que vivimos absortos en una sociedad patriarcal en la que el intelecto o la razón nos hacen navegar a la deriva. La solución no es otra que dar su lugar a nuestra parte más emocional e instintiva.

A su vez, apunta que todos somos capaces de amar según tres tipos de amor: el amor admirativo, el amor compasivo y el amor del eros (lo dionisiaco). Pero, como Claudio lo cuenta mucho mejor que nosotros, os animamos a ver el siguiente vídeo.

«El amor me parece muy difícil de definir, es como querer definir a Dios o definir lo supremo, llámese Dios o no. Pero me parece que el amor se manifiesta de maneras diferentes que son como dimensiones del amor; así como hay dimensiones en el espacio o dimensiones en el mundo del color. De modo que, podemos distinguir toda una vasta gama de colores con sólo tres receptores para el color en la retina o como en la fotografía se pueden reproducir todos los colores a partir de tres colores básicos. Así opera la química de la fotografía. De manera semejante yo digo que hay tres calidades del amor que son completamente diferentes.

Una es la dimensión del goce, que va con eros, el eros no es necesariamente genital pero es goce. Es una dimensión que va desde el placer simple hasta el goce celestial de la música de Mozart o el sentido del éxtasis.

Otra dimensión del amor es la compasión o el interesarse en el otro. Es como el amor materno, todas sus manifestaciones están intrínsecamente ligadas a la capacidad de empatía, que es una sola cosa con la solidaridad. Poder sentir el nosotros y no sólo el yo o sentir el tú para comenzar y luego culminar en el sentido de comunidad. Está muy atrofiado en los humanos con la competitividad de la cultura capitalista, que es la última forma del patriarcado.

Luego el amor que le podemos llamar a veces devoción y que no es necesariamente el amor a Dios, a un Dios personificado, pero que se puede manifestar como amor al Tao, según el contexto religioso, o al gran espíritu. También, se puede expresar en forma de amor a los valores como la justicia o la verdad. En todo caso es como una forma del amor que crea valores. Un amor que ama lo que está en el cielo más que lo que está en la tierra. Mira hacia arriba, un amor que se orienta hacia lo sublime y que habla a través del arte y de los ideales. Se manifiesta  a través de la búsqueda del propio progreso psicológico y espiritual.

Es como si intuyésemos lo que podríamos ser como seres completos y nos encaminásemos hacia esa completud. Buscando lo que nos sirve en el camino como recursos terapéuticos o espirituales».

Claudio Naranjo

Curso – Taller ONLINE Eneagrama de las relaciones.

Acceso a la entrevista, AQUÍ.

Tagged with:

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top