Haiki
No Comments 719 Views

#MiniEntrevista con Carmen Morales

carmen-morales-haiki-blog

Hoy tenemos el placer de compartir con vosotr@s la aventura vital de nuestra compañera Carmen Morales. Una chica, con voz angelical, que conocimos este verano y que a buen seguro que os va encantar.

1_ ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

Sentir que todo está bien tal como está. Ahí me siento inundada por oleadas de respeto al camino del otro, de amor a todo lo que me rodea y de admiración por lo bello. Y al mismo tiempo siento un goce de estar viva, de tener la suerte de poder experimentar la vida en su doble juego continuo…con lo oscuro y lo luminoso, con los días y con las noches…y veo que quizá todo se trate de entender que por el mismo cauce corren ambas cosas. Es como una alucinación donde la mente elige…pero no hay nada que elegir…solo entregarse. También, he sentido esta sensación cuando canto desde el corazón y ofrezco mi voz a los otros y a la vida.

 

2_ ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal? ¿Cuáles han sido las herramientas que más te han servido y por qué?

Mi caballo de batalla que me mantenía todo el rato fuera de mí, era la insatisfacción. Todo lo buscaba fuera y nunca saciaba la sed ni se llenaba el vacío.

Comencé de carambola la formación de Gestalt. Ahora, veo que es de estas cosas que tienen que llegar a tu vida y yo lo cogí. El contacto con el grupo comenzó lleno de dificultades que para mí eran incongruentes con la vida tan social que yo había llevado hasta ese momento. Sentía como todo donde me había agarrado hasta ahora, ya no servía. Y llegó el vacío…el dolor…la soledad. Creo que, una de mis virtudes ha sido meterme en el dolor y saber que tenía que liberarlo. Eso me ahorró tiempo. Otro pilar en mi proceso han sido los límites. Mi primer terapeuta y ahora mi jefe y maestro de la escuela Lamar, Angel Saavedra, se colocó delante de mí desde un padre amoroso y nutritivo, pero que sabía pararme. Eso me hizo mucho bien y mi cuerpo empezó a entender muchos conceptos que se contradecían y que intentaba escapar de ellos con estrategias como la seducción o el sentirme por encima de los demás.

Ahora, sigo en rellenar el libro de mis necesidades…es algo que va y viene…es como tener un radar perfecto para saber lo que necesita el otro y adecuarme, pero aún me cuesta el idioma de mí misma. Es todo un compromiso el no abandonarme y estar muy pendiente de mi cuidado.

 

3_ Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

El eneagrama lo siento como un regalo que estaba oculto como un tesoro y que un ser maravilloso que es Claudio Naranjo ha cogido magistralmente y amorosamente para que los demás hagamos un camino de búsqueda del ser y despertar de la consciencia de manera sencilla y vibrante. No conozco aún nada más clarificador y más “redondo” que lo que he ido viviendo y conociendo con el eneagrama.

Desde el principio, vi claro que mi historia de vida tenía que ver con el eneatipo dos y más tarde vi claro que el instinto que me movía es el sexual. Un ansia de llenarte a través del otro y, sobre todo, de la pareja (desde una intensidad ciega que impedía ver nada más que la propia carencia de amor). Siempre hubo una falsa sensación de poder ofrecer muchísimo de mí…y como consecuencia una rabia desorbitada cuando no recibía lo que creía merecer a cambio. Muchas descalificaciones hacia los demás y, también, hacia mí. El sufrimiento de la ignorancia. Hoy noto perfectamente la diferencia entre sufrimiento y dolor. Así, a este último, cuando llega, le sigo recibiendo con los brazos abiertos… porque siempre me ha traído luz después de la oscuridad.

Hoy, disfruto con el resto de mis compañeros de mi trabajo de ayudar a la consciencia. Angel y Miguel, los directores de la escuela Lamar de Málaga, han hecho de nosotros más que un equipo, una familia, donde impera el amor por nosotros, por el proyecto, por los pacientes y por la consciencia.

En estos momentos, le doy gracias a la vida por tener una preciosa familia, con un hombre que ha podido acompañarme en mi dolor y yo en el suyo con una constancia y valentía admirable, y que me ha dado el mayor regalo que nadie nunca podía haberme hecho, mi hijo Pedro.

 

Sobre Carmen Morales: soy psicóloga y terapeuta gestalt. Trabajo en el equipo de la Escuela Lamar de Málaga, una gran familia. Me encanta trabajar acompañando a personas pero mi debilidad son los niños y adolescentes.

Entrevista editada por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki).

Haiki en Facebook, AQUÍ

Haiki en Twitter, AQUÍ@_Haiki   

*Haiki está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó. Ambos desde el 2009, y de manera muy intensa, están al frente de diversos proyectos digitales. Su presencia en la red se sustenta en tres pilares: la arquitectura, la Identidad Digital y nuestra actividad más personal en este blog de Haiki.

*Tanto Agnieszka Stepien como Lorenzo Barnó, han realizado el proceso SAT de Claudio Naranjo y, actualmente, están realizando la formación en terapia Gestalt. A su vez,  tienen segundo nivel de Reiki y son practicantes de artes marciales como Taekwondo, Kung-fu o Tai chi.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top