crianza positiva

ENEAGRAMA y CRIANZA RESPETUOSA

El eneagrama nos da un mapa fantástico para autoobservarnos. A su vez, los que somos papás y mamás tenemos la oportunidad de vernos en nuestra esta faceta desde el prisma de nuestro eneatipo.

Desde ahí, podemos ver cómo nuestro carácter se interpone en nuestras ganas de ser los mejores progenitores posibles. A su vez, sabemos que el caracter se va formando por la suma de las heridas en la infancia y a los 9 o 10 años, el ego va haciendo de las suyas.

El personaje que elegimos a tan temprana edad, nos acompañará hasta el último de nuestros días. Por ello, está muy bien darnos el tiempo de rebobinar y recordarnos. Saber de dónde venimos es clave para entender cómo somos. Si ves que te interesan estos temas, este post te va a gustar.

La MATERNIDAD y PATERNIDAD  según el ENEAGRAMA.

Muchas veces nos comentan: “mi niño de 6 años es un 5 ¿Cómo puedo ayudarle?”. Lo primero que hacemos, en estas situaciones, es cambiar la pregunta. No sirve de mucho intentar etiquetar a un niño y, de hecho, puede ser peligroso. Es más útil que el papá y la mamá se miren a sí mismos y vean qué rasgos de su carácter le están impidiendo tener la mejor paternidad o maternidad consciente.
Y aquí sí influye lo que el progenitor vivió en su propia niñez.
Por ello, nos parece más sensato analizar los patrones habituales de los diferentes eneatipos cuando se enfrentan al cuidado de sus hij@s que poner el foco en el posible eneatipo del hijo.
Si ves que te cuadra este planteamiento, este post es para ti.

Ir arriba