El DESEO en el eneagrama. Las necesidades de cada eneatipo.

Cada eneatipo desarrolló una estrategia adaptativa para sobrevivir. En esta estrategía hubo una serie de tendencias de comportamiento que, en su día, nos fueron muy útiles para conseguir el cariño de papá, mamá o el sistema familiar.

Por ello, conviene NO demonizar nuestra parte más egoica. Nos ha traído hasta aquí y eso no es poco. Pero, ahora, es el momento de darnos la oportunidad de poder estar en la vida de otra forma. Nos es muy útil saber cuáles son los miedos y DESEOS habituales de cada eneatipo para ver si nos identificamos -o no- con ellos. Nos podemos auto-observar y, poco a poco, des-identificar de este personaje. 

Así que, si te apetece saber cuáles son las necesidades y deseos habituales de cada eneatipo, estás en el lugar adecuado.

El deseo, en sí mismo, no tiene nada de malo. De hecho, más allá del eneatipo con el que nos identifiquemos, la represión y  anulación de deseos básicos suele ser un problema. Nuestra parte dionisiaca suele estar más castrada de lo que pensamos.

Pero si atendemos al deseo neurótico de cada egotipo, podemos observar cómo cada personaje tiene un anhelo demasiado grande para conseguir algo que le saque de sus temores habituales. Ese algo tiene que ver con la pasión principal de ego y en cada eneatipo viene a ser diferente. 

Es como si fuéramos por la vida con este deseo siempre en quinta marcha y la clave es entender que puntualmente nos hará falta tanta intensidad, pero, en otras veces, habrá que ir en tercera o segunda. Si entendemos (y aplicamos) esto, !!hemos dado un paso de gigante!!

Cuando hablamos de los puntos débiles de cada eneatipo  no lo hacemos con un afán de castigarnos, sino con una perspectiva de mejora. Si presentamos, por ejemplo, al eneatipo 2 como el ayudador, pareciera que no hay nada que cambiar. Sin embargo, si nos centramos en su orgullo y en su falsa abundancia ya tenemos un margen de maniobra (para mejor) importante. Es decir, nos podemos ir des-identificando poco a poco del personaje. Este punto es crucial pues muchas veces nos cuesta ver cómo de apegados estamos al ego y, por lo tanto, nos seguiremos agarrando como un clavo ardiendo a supuestas cualidades. En este sentido, entender que cada eneatipo tiene un deseo excesivo de seguir pegado a su parte menos esencial, nos ayudará a decrecer este personaje. 

Así, podemos ver cómo este deseo “neurótico” va de la mano del miedo básico (ver aquí) de cada número.

En palabras del Dr Claudio Naranjo: “Creo que uno de los motivos de que las pasiones fueran consideradas insanas era la observación del dolor y la destrucción que implicaban, que eran a su vez consecuencia de su naturaleza de deseo. Podríamos decir que son facetas de una «motivación deficitaria» básica. Pero el uso del lenguaje de Maslow no debe impedirnos ver lo apropiada que es la noción psicoanalítica de oralidad: se puede considerar que las pasiones son resultado de mantener como adultos demasiadas actitudes que todos tuvimos como bebés lactantes, de quedarse apegado, ante el mundo, a una postura de agarrar y succionar”.

Con todo ello, vemos que en el aquí y ahora, por mucho que nos pese, seguimos reviviendo situaciones inconclusas del pasado. Si hubiera algún trauma, consciente o inconsciente, esto sería todavía más severo y complejo. Nuestra pasión está directamente ligada al amor no recibido en la infancia. De ahí, aparece el miedo básico y el deseo egoico de cada eneatipo.

¿Vamos con ellos?

El DESEO del Eneatipo 2:  Ser ELEGIDO (importante para otro)

-Desean:

 Satisfacer las necesidades afectivas de su entorno. Desde ahí, ser necesitado y recibir cariño de los suyos. Se ponen por encima creyendo saber lo que el mundo necesita.

-Necesitan:

 Ser importantes para el otro y crear deudas de cariño (que esperan cobrar más adelante).

-Tendencia:

 A estar pendiente del otro.

De la seducción pasan a la manipulación (aunque no lo reconozcan).

El DESEO del Eneatipo 3: Ser VISTO (sobresalir)

-Desean:

Recibir valoración y sentirse valiosos. Quieren el reconocimiento concreto y claro; no descansan hasta recibir la palmadita en la espalda.  

-Necesitan:

 Destacar consiguiendo sus metas. Anhelan ser aceptados por lo que hacen para no contactar con el vacío que les produce la quietud.

-Tendencia:

A conseguir logros y éxitos.  

En el subtipo social hay un sentimiento de superioridad y ansían ganar a toda costa.

Temen (y a la vez desean) que les quieran tan solo por lo que son.

El DESEO del Eneatipo 4:  Ser ESPECIAL

-Desean:

Recibir la atención que sí reciben los demás y ellos sienten que no tienen.

-Necesitan:

 Sentir la emoción constante. Parece que no encajan en el mundo.

-Tendencia:

A compararse por abajo (y, habitualmente, perder).

Adicción a la insatisfacción y al «sufrimiento».

El DESEO del Eneatipo 5:  Ser AUTÓNOMO

-Desean:

Tomar distancia construyendo un muro entre ellos y el mundo para no sentirse oprimidos. 

-Necesitan:

Acumular mucho conocimiento. Ser competentes.

-Tendencia:

 Al aislamiento. Racionalizan en exceso.

El DESEO del Eneatipo 6:  Estar SEGUROS.

-Desean:

Ser vistos como personas confiables. Tener la situación bajo control.

-Necesitan:

La certidumbre. Defienden su posición en el mundo y buscan la autoridad para no entrar en la duda que les lleva a la inseguridad.  Se enamoran de sus creencias. 

-Tendencia:

A ver el mundo como un lugar peligroso. Tienen varios planes en función de supuestas amenazas.

El DESEO del Eneatipo 7:  Ser FELIZ (estar entusiasmado)

-Desean:

Hacer lo que quieren sintiendo una libertad constante.

-Necesitan:

Estar contentos y sentirse estimulados. 

-Tendencia:

A escapar de lo que no es bonito. Huyen del sufrimiento y no se enfrentan a la realidad.

Tienden a la multitarea.

Les cuesta comprometerse.

El DESEO del Eneatipo 8:  Ser PODEROSO

-Desean:

Mostrarse poderosos e invulnerables.Siempre en posición de combate.

-Necesitan:

Evitar ser controlados y tienden a controlar al otro. Ellos le llaman influir al otro; pero, en el fondo, su obsesión es estar por encima desde la fuerza (potencia).

-Tendencia:

Al exceso y la intensidad para tapar una profunda necesidad de proteger su niño interno.  Esconden su vulnerabilidad.

El DESEO del Eneatipo 9:  Ser ÚTIL (estar tranquilo)

-Desean:

Confluir y conectar y, así,  inconscientemente perderse en el otro. 

-Necesitan:

La tranquilidad y no tener sobresaltos. No son muy amigos de las sorpresas. 

Anhelan ser necesitados por alguien cercano o por un grupo de referencia. 

-Tendencia:

A un hacer robotizado. Se aferran a la mediocridad (olvido de sí). Piensan aquello de: virgencita, virgencita,  que me quede como estoy.

El DESEO del Eneatipo 1: Ser JUSTO (hacer lo correcto)

-Desean:

Ser buenos, que todo lo que hagan sea impecable. Desde ahí, se muestran demasiado autoritarios y críticos.

-Necesitan:

Que se haga lo correcto según su mirada y ser vistos como personas fiables. Ser personas rectas de grandes valores. Pueden resultar excesivamente obsesionados y disciplinados.

-Tendencia: 

A tener razón, ser perfectos y no tener defectos. Estas ganas de tener razón les lleva a una frustración y resentimiento constante.

Estos serían los deseos, necesidades y tendencias habituales de cada eneatipo, pero no dejes de completar esta información con las habituales pasiones y fijaciones (ver aquí). 

El eneagrama se puede explicar de muchas maneras, pero lo más importante es que es una excusa para pararnos y auto observarnos. El eneagrama es tan sólo es un mapa, un mapa muy preciso, pero recuerda que sin el trabajo sobre sí, no llegaremos muy lejos. 

Así que, toca ponernos el mono de trabajo y lo único que asegura que mañana estaremos en un lugar diferente es la constancia, el esfuerzo y la claridad. 

¿Vamos a ello?

Texto redactado por   Haiki

Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó

También te va a gustar:

¿Qué TEME cada ENEATIPO? El MIEDO en el eneagrama..

Deja un comentario

Scroll al inicio