Haiki
No Comments 217 Views

#MiniEntrevista CON ANTONIO LEMUS

haiki-en-busca-del-yo-real-blog- Antonio Lemus

Hoy tenemos el placer de volver a la carga con nuestra sección de #MiniEntrevistas. Así que, si os apetece saber un poquito más de nuestro compañero del camino Antonio Lemus, esta es tu oportunidad. ¿Nos acompañas?

…………………………………………………….

1_ ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

La auténtica felicidad creo que aún no la conozco aunque la intuyo como un camino que se transita, más que un objetivo en sí. He vivido gran parte de mi vida creyendo que la felicidad era algo efímero que dependía de algo externo a mí, como una  consecuencia de satisfacer un deseo y que era como el agua que se escapa entre los dedos… siempre buscando esa excitación de sentirme bien y viendo que mi estado anímico era una montaña rusa que me llevaba de la euforia al desespero y para lo que más de una vez me prescribí antidepresivos ¡Cuánto he corrido tras esa “felicidad” sin darme cuenta que eso me llevaba al sufrimiento! Intuyo la auténtica felicidad como un despertar a la vida desde una mayor conciencia de lo que es ella y de lo que uno es. Aceptar con serenidad consciente lo que viene, sea placentero o doloroso y agradecer cada día que paso en esta vida. Ese es mi camino de la auténtica felicidad ahora, tener una correcta actitud ética en mi familia y en mi trabajo, dejarme expresar el amor que hay en mí y que siento hacia los demás y darle gracias en cada momento a la Vida por todo lo que me da. Ahora no tengo picos de euforia, pero sí siento un tono de gozo, más sutil y autentico, que lo va impregnando todo.

2_ ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal? ¿Cuáles han sido las herramientas que más te han servido y por qué?

Yo estudié en un colegio de Jesuitas y era un chico religioso y comprometido aunque un poco bala perdida. Iba a visitar a personas mayores enfermas y las cuidaba. Cuando comencé a estudiar Medicina me declaré ateo y comencé a militar en una organización anarquista. Iba en vacaciones a mi colegio en busca de algún sacerdote para que me demostrara la existencia de Dios… Fue una época de mucha rabia y engreimiento. Cuando era residente de Medicina de Familia, en el hospital conocí a un profesor de inglés que había sido discípulo de Antonio Blay y viendo cómo venía destrozado de hacer la mili se ofreció para enseñarme yoga. Le dije que eso estaba bien para relajarme pero que yo era ateo. La práctica del yoga y la meditación me serenaron y provocaron un efecto “no deseado” en mí. Nunca se habló de religión pero dejé de sentir la necesidad de negar la existencia de Dios. Aquel Dios personificado no era ya parte de mi vida ni siquiera para negarlo. No fue un proceso intelectual sino algo que me llegó sin aspavientos y se asentó en mí. Pero la vida da muchas vueltas y las rutinas llevan al adormecimiento y este a la inconsciencia. Nacieron mis tres hijos y yo me convertí en el padre ausente tal como fue mi padre para mí. Buscando estímulos y placeres para vivir, para disfrutar de la vida que era lo importante. Carpe Diem.

Creo que en el peor momento de mi vida, un amigo que estaba haciendo el SAT, y al que yo encontraba muy raro cada vez que volvía de un pueblo de Burgos todos los veranos después de pasar 10 días me decía que yo era un 7 y eso me hacía mucha gracia. Me dijo que me vendría bien hacerlo y yo le decía que para qué, que yo me conocía muy bien. Así que, más por curiosidad intelectual y por conocer cosas nuevas, caí por el Proto en Quintana de Valdivieso un mes de Diciembre. Primer mazazo directo al ego. Descubrir mi eneatipo y mis mecanismos del ego me dejaron conmocionado. Dada mi inconstancia para casi todo lo que comenzaba, me propuse ir al SAT1 antes de “enfriarme” hasta que lo terminé con el SAT4. También hice 2 años de formación Gestalt.

Siempre tuve la fantasía de un camino espiritual, que por circunstancias iba dejando para más adelante. El SAT me permitió ver desde dónde lo deseaba y situarme en el genuino camino. Mi vida se ha transformado en los últimos 7 años con la herramienta del eneagrama que me ha permitido ir conociéndome y aceptándome. Me ha liberado de tanta rabia como tenía, me ha permitido perdonarme, pedir perdón a mi familia por todo el daño que les he ocasionado, reconciliarme con mi trabajo y con la Vida en general. Desde hace unos 3 años visito un Centro de Retiros Budista donde voy profundizando en sus enseñanzas y practicando meditación, aunque no he tomado Refugio.

3_ Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

El eneagrama tal como lo plantea Claudio Naranjo es una herramienta muy válida para el autoconocimiento. En primer lugar me hace perder la inocencia respecto a mis mecanismos neuróticos. Los desenmascaras y a partir de ahí, cuando actúan esos mecanismos, ya sé que son ellos los que están funcionando. Pasa a la consciencia una importante cantidad de información que antes estaba dormida en el inconsciente. Hay un “despertar” y toma de conciencia. Creo que el mayor potencial es su capacidad real de transformación.

Yo desde el principio he estado en el 7 pero lo del subtipo lo vi claro en el SAT1 con un ejemplo que puso Francis Elizalde sobre un personaje que él conocía y del que habló como ejemplo del 7 familia y que lo caracterizaba como el tramposo. Me fui de aquel SAT dándome cuenta de tantas trampas como había hecho en mi vida. Conmigo y con los demás. Es con lo que más me identifico, y con el sentido de protector del clan, los míos. En cuanto al 7 en general, la búsqueda de situaciones placenteras, la gula de conocimiento, con poca profundización, la seducción inconsciente, la huida y/o manipulación de situaciones dolorosas y la dificultad para contactar con el dolor son rasgos definitorios de mi carácter.

Mi actividad profesional discurre como médico de familia en un centro de salud de Sevilla, en el que estoy desde hace 26 años y en el que trato hasta 4 generaciones de pacientes de la misma familia. Practico la Medicina Tradicional China desde hace más de 15 años y esto me permite acceder al paciente desde una visión holística, menos mecanicista que la que nos aporta la medicina occidental.

Mi afición principal es la fotografía que me permite expresar mi creatividad y lidiar con mi ego con conciencia.

Entrevista editada por: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

Y como siempre, si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, si todavía no estás suscrito a nuestra Newsletter, te animamos a hacerlo en la casilla que tienes al terminar este artículo.

Haiki en Facebook, AQUÍ

Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki   

*Haiki está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (también en Stepienybarno).  Ambos desde el 2009, y de manera muy intensa, están al frente de diversos proyectos digitales. Su presencia en la red se sustenta en tres pilares: la arquitectura, la Identidad Digital y nuestra actividad más personal en este blog de Haiki.

*Tanto Agnieszka Stepien como Lorenzo Barnó, han realizado el proceso SAT de Claudio Naranjo y, actualmente, están realizando la formación en terapia Gestalt. A su vez,  tienen segundo nivel de Reiki y son practicantes de artes marciales como Taekwondo, Kung-fu o Tai chi.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top