Haiki
1 Comment 412 Views

MINIENTREVISTA CON RAQUEL PASCUAL

raquel-pascual-toca-musicoterapia-haiki

Hace unos días que no publicábamos nada en una de nuestras secciones preferidas del blog, las Minientrevistas, y ¡esto no puede ser! Así que, hoy nos animamos a publicar la reflexión que nos manda nuestra compañera satera, Raquel Pascual. A buen seguro que ¡será de vuestro interés!

1_ ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

Para mí, si la felicidad viene acompañada de confianza, disfruto de momentos auténticos. El estado más saludable es cuando siento una confianza profunda hacia mí misma y hacia la vida. Hablo de confianza en mayúsculas, que está en los momentos felices y en los dolorosos.

Cuando siento esta Confianza todo es posible y todo es como tiene que ser: soy valiente, enseño mi debilidad y me siento fuerte al mismo tiempo,  soy dueña de mi vida, siento que puedo hacer lo que me proponga, me siento completa, reconozco claramente mis emociones y pensamientos, desfruto de la espiritualidad… ¡siento la vida!

 

2_ ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal? ¿Cuáles han sido las herramientas que más te han servido y por qué?

Mi camino de crecimiento personal comenzó desde bien pequeña, siempre he sentido que algo internamente no iba “como debería”. Este camino ha estado lleno de tesón y esfuerzo, con muchas ganas de ser más sabia y conocedora de la vida. Me recuerdo, hace años, atisbando la confianza en la vida, un estado que vivía en breves momentos. Lo sentía y luego me peleaba e intentaba controlarlo para disfrutarlo más tiempo. Y claro, lo que me ocurría es que ¡generaba justo lo contrario! El control ha sido un bastón que he tenido desde siempre y del que intento desprenderme para atarme más a la vida.  Hace poco tuve un aborto a los tres meses y medio de embarazo. Durante estos tres meses de gestación intenté tenerlo todo bajo control, perdiéndome por completo a mí misma. Y con el aborto sentí y comprendí de manera desgarradora que es imposible agarrar la vida. Aunque suene contradictorio, con la muerte de mi bebé siento la confianza en la vida de una forma nítida. Cuento este hecho para mostrar que, todo lo que ocurre en la vida es una oportunidad para vivir más plenamente. Creo que, no hay mayor escuela que la propia vida, siempre que podamos escuchar lo que nos muestra. Para poder escucharlo he necesitado de herramientas que os explico a continuación y, sobre todo, de maestros que gracias a su compañía y espejo he podido ir haciendo mi camino.

 

El trabajo corporal y poner conciencia a las sensaciones corporales ha sido un pilar certero en el que descansar, no hay dudas solo cuerpo. Bailar, disfrutar a través del movimiento sigue siendo un gran apoyo.

 

La respiración ha sido un gran aliado en mi camino. Últimamente, medito y observo como sale y entra la respiración;  en este sencillo ejercicio siento conexión conmigo, escucha, un placer que me inunda el cuerpo, siento amor y paz. El canto me ayudó mucho para escucharme y acompañar mi respiración. Cantando he aprendido a respetar la inspiración y la espiración como eventos sagrados, no hay prisa, solo sonido y voz. Formarme y practicar el canto maternal carnático, un canto meditativo tradicional Hindú, me ayudó mucho a escucharme y a tener un hábito para darme cuenta de mí misma y de mi respiración.

 

Toda la vida me recuerdo cantando, tocando instrumentos y haciendo música con lo que pasaba por mis manos. Gracias a la música he podido expresarme en la intimidad y, por eso, fue la musicoterapia la primera terapia que exploré y en la que me formé. Gracias a mi trabajo como musicoterapeuta y a las personas a las que he acompañado, he podido reconocerme en mis dificultades, el trabajo ha sido una fuente constante de aprendizaje. En este sentido la supervisión, donde se ponen en común dificultades en el trabajo con un terapeuta de larga trayectoria, es un espacio que me ha dado mucha riqueza a nivel personal y profesional.

 

Después la inquietud me llevó a la terapia Gestalt, llevo quince años enamorada de esta corriente, en la que me encontré a grandes maestros de los que me he ido nutriendo, terapeutas, formación, programa SAT…  Me enamoré de  la autenticidad, la entrega, del respeto por lo genuino y de la fuerza de todos los terapeutas que conocí. Gracias a la terapia Gestalt me pude entender mejor, atravesar desiertos y respetarme. Estoy, realmente, agradecida a mis maestros y al camino que llevo andado.

 

3_ Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

Yo me he colocado en un seis conservación, calor como lo llama Claudio. En el seis lo más nuclear es el miedo, miedo a no saber, miedo a no hacerlo “como debe ser”, miedo a que me dejen de querer… Ante el miedo la manera de bloquearme en la vida es a través de la confusión mental, es como una nube que no me deja ver más allá. El subtipo calor me ha ayudado mucho a entender cómo me aniño en las relaciones cuando me asusto, y cómo, de esa manera, pierdo toda la fuerza. Desde que comencé el trabajo en el eneagrama creo que, lo que más me ha ayudado ha sido dar salida a la fuerza que tengo, dar alas a la mujer que soy.

Ver el mapa de mi carácter y conocer a otras personas con el mismo carácter que el mío, me ha ayudado a tratarme de una manera más amorosa y con menos juicio. A sentir el coraje y el placer con todo el cuerpo, una gozada.

El programa SAT, además, me ha facilitado la exploración de lo que iba descubriendo en el grupo, ¡qué sanador es el grupo! No hay nada como reaprender en una gran familia de 80 personas. Y entender cómo son todos los 27 caracteres me ayuda a escuchar con mayor perspectiva a las personas que tengo cerca y a mis pacientes.

 

En resumen, para mí, el eneagrama ha sido la guinda del pastel, ya que he ordenado todo lo que ya  había ido trabajando durante años y he podido ir mucho más allá.

 

Descripción profesional de Raquel Pascual:

He trabajado desde el año 2002 como musicoterapeuta y terapeuta con adultos e infantes en diversos centros públicos y privados. Ahora estoy especializada en el desarrollo personal con la terapia Gestalt, la musicoterapia y el cuerpo.

Web personal: www.descubrirte.com

 

Post editado por: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

 

 

Haiki en Facebook, AQUÍ

Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki   

*Haiki está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (también en Stepienybarno).  Ambos desde el 2009, y de manera muy intensa, están al frente de diversos proyectos digitales. Su presencia en la red se sustenta en tres pilares: la arquitectura, la Identidad Digital y nuestra actividad más personal en este blog de Haiki.

*Tanto Agnieszka Stepien como Lorenzo Barnó, han realizado el proceso SAT de Claudio Naranjo y, actualmente, están realizando la formación en terapia Gestalt. A su vez,  tienen segundo nivel de Reiki y son practicantes de artes marciales como Taekwondo, Kung-fu o Tai chi.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

1 COMMENT
  1. Jose

    Una uno “como debe ser” :)

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top