Haiki
No Comments 431 Views

#MiniEntrevista con ITZIAR CASTILLO

itziar -castillo -  Haiki Hace mucho que ningún cuatro nos acompañaba en nuestra sección de #MiniEntrevistas; así que, hoy es un día perfecto para que una querida compañera de gran parte del camino, pase a primer plano: Itziar Castillo.

1_ ¿Qué es para ti la auténtica felicidad?

La auténtica felicidad diría que es un concepto con trampa…jeje…pero acepto el reto felizmente. ¿Que porqué trampa? Pues porque si la felicidad es escurridiza…poniéndole el adjetivo «auténtica» !ya no te digo!

Creo que, la felicidad es un estado de equilibrio y, como todo equilibrio, una de esas cosas nunca perfecta, y si la quieres agarrar se esfuma como espuma. Es un ente caprichoso que siempre habita en nosotros (aunque no siempre se manifieste) y que puede aparecer a su antojo pero al que se puede aprender a invocar.

Cuando jugamos a estar en equilibrio con el cuerpo es fundamental la mirada, la atención abierta a lo que nos rodea como anclaje flexible para sostener las diferenes fuerzas que lo expanden.

Del mismo modo, y hasta donde llega mi experiencia, la felicidad es un estado en el que uno se siente pleno y amoroso en sí mismo y, a la vez, en atención plena y amorosa hacia el mundo.

 

2_ ¿Cómo ha sido tu camino de crecimiento personal? ¿Cuáles han sido las herramientas que más te han servido y por qué?

Mi camino de crecimiento ha estado impulsado desde mi infancia por profundos sentimientos de inadecuación para la vida y de desconexión con el resto de personas. En ellos, y en vista de que nadie me salvaba, se gestó el persistente espíritu de búsqueda que me guía.

Mi sordera del oído derecho y una tendencia escoliótica asociada fueron reflejo de mi lado estructural tan frágil como titánico.  Congelando mis impulsos genuinos con un esforzado dominio físico y mental de mis emociones y sensaciones me salvaba de la incapacidad pero me aislaba del mundo.

 

Durante muchos años, el trabajo a través del cuerpo y la atención consciente con la Técnica Alexander se convirtió en tabla de salvación como herramienta personal y profesional. Este trabajo lo conocí en mi andadura por el mundo del teatro. Se fundamenta en la disolución de hábitos a través del estar presente y «no hacer». Gracias a ello, éste ha sido y es para mí un gran camino de crecimiento.

 

Sin embargo, en mi camino, creo que debido a mi tipología emocional, y mi dificultad de socializar, atravesé por una profunda crisis en la que afloraron estados emocionales de muy antiguo anclaje que no habían tenido una oportuna digestión.

En ese punto, resultó providencial encontrar las enseñanzas de Claudio Naranjo a través del Eneagrama y entender mi mecanismo desde un abordaje caracterial.

Dos cosas fueron importantes en este tránsito. La primera, fue legitimar la rabia y, la segunda, validar el placer y lo sexual. Estos aspectos habían estado sumergidos bajo una polaridad de exigencia y perfeccionismo pseudo-bondadoso y liberarlos me permitió reencontrarme con el amor y el respeto hacia mí misma, hacia los demás y hacia el mundo.

Soltarme, confiar en la tierra y mirar hacia el cielo, bailar y cantar, conectar y expresarme desde el cuerpo se convirtió en mi medio de aprendizaje y conexión con el corazón y el disfrute. Dejarme ser y mostrarme en lo que soy, también, ante otros, sin juicios empequeñecedores ni fantasías ensalzadores y, de un modo especial, ante el hombre.

Así, poco a poco, me fui dando permiso para ser más auténtica y genuina al canalizar más adecuadamente agresividad y vulnerabilidad en mis relaciones.

 

A su vez, fue importante, recuperar la confianza en la existencia de una autoridad amorosa. Con ello, aparece mi amor admirativo hacia un maestro generoso y no autoritario que me legitima para soltar mi esfuerzo de superviviente y dejarme sostener por el trasfondo sabio y sagrado de la vida del cual no soy la responsable.

La palabra Dios volvió a ser parte de mi vocabulario.

De un modo orgánico, han ido renaciendo en mi, por un lado, una capacidad organizativa más espontánea, sostenedora pero no limitante y, a la vez, un fluir emocional más contento, sereno y ecuánime.

Además del Eneagrama, la Gestalt y la meditación han sido grandes pilares en este proceso. De esta forma, mi trabajo de atención desde el cuerpo, con la Técnica Alexander, ha rebrotado actuando de guía precisa para sostener mi nueva interacción ante la poderosa tentación de los estímulos cotidianos.

En la actualidad, sigo ahondando en el proceso de integrar estas disciplinas en mí. Así veo, con gratitud y entusiasmo, cómo se complementan y potencian. Con todo ello, puedo acompañar a otras personas que desean sanar y reconectar con su esencia.

3_ Si nos centramos en el eneagrama, ¿cuál dirías que es su mayor potencial? Te animarías a contarnos en qué eneatipo te sitúas y qué es lo que más te identifica con él.

En mi experiencia el mayor potencial del Eneagrama es el cultivo de la capacidad de reconocer la realidad más allá de las propias percepciones, abriendo paso al camino hacia la paz interior y exterior. Situarse en un eneatipo es ver aquello que, habitualmente, no vemos en nosotros por estar fusionado con el que mira.

Tras dar el permiso al ego para manifestarse, el hecho de mirar la particular configuración de uno, y observar, con la misma compasión, la de los demás, inicia un proceso de desapego que abre camino a la trascendencia, la transformación y el amor.

Yo me identifico en el 4 conservación, con grandes dosis de social. Del eneatipo 4 veo el auto-empequeñecimiento de mi potencial a través de la vergüenza de ser y la comparación. Del subtipo conservación destacaría mi esfuerzo perfeccionador como vía para merecer un lugar, separando el plano mental y el emocional.

Elevar el instinto e integrar las tres esferas soltando el apego a la dificultad es mi camino. 

Itziar Castillo Otaola

Técnica Alexander, Voz, Gestalt y Eneagrama

www.enformaconsciente. blogspot.com.es

 

Autores del post: Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki)

Haiki en Facebook, AQUÍ.  Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki    *Haiki está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó. Ambos desde el 2009, y de manera muy intensa, están al frente de diversos proyectos digitales. Su presencia en la red se sustenta en tres pilares: la arquitectura, la Identidad Digital y nuestra actividad más personal en este blog de Haiki. *Tanto Agnieszka Stepien como Lorenzo Barnó, han realizado el proceso SAT de Claudio Naranjo y, actualmente, están realizando la formación en terapia Gestalt. A su vez,  tienen segundo nivel de Reiki y son practicantes de artes marciales como Taekwondo, Kung-fu o Tai chi. * Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. * Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identifica

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top