Haiki
No Comments 60 Views

VIVIR DESDE EL CORAZÓN

corazon-haiki

Precioso texto redactado por nuestra amiga  satera Ana Arriola y pillado al vuelo de facebook.

Me crie en una familia numerosa de clase media, bajo el eco de los cuentos y las leyendas clásicas que mi padre nos leía en la cocina. Relatos de titanes, héroes y sirenas que fluían con una magia especial, entre los aromas y sabores de las cazuelas de mi madre. Éramos doce hermanos, y los domingos de mi casa se llenaban de bullicio y alegría, entre canciones de acordeón y violín.

En la escuela – inevitablemente- se representaban “comedias” a final de año. En aquél espacio siempre tuve la oportunidad de expresar mis sentimientos y mis emociones a través de la música, el teatro y la poesía. En secundaria y más tarde en la universidad comencé a descubrir que algo había en mí que no fluía con el resto de la gente. Buscaba la soledad para protegerme, y la diversión para evadir el vacío que sentía ante la vida.

Fue a raíz de una dolorosa ruptura sentimental cuando percibí que algo no estaba haciendo bien y que la causa de aquél sufrimiento debía tener algún sentido en mi existencia. Pocas cosas de las soñadas en mi niñez, estaban tomando forma. Ni era la cantante o la actriz que deseaba; ni tenía la familia que quería, ni la pareja que anhelaba; ni siquiera disfrutaba de la felicidad que, intuía, podía merecer.

Así transcurrió el tiempo entre aventuras de poca monta y frustraciones, que sucumbieron ante un encuentro irremediable conmigo misma. Ejercí durante varios años como profesora en un instituto de enseñanza media. Junto a mis alumnos, adquirí consciencia de que las relaciones son el espejo de tu propio interior. Ellos me enseñaron a mirarme y conocerme; y aún más todavía: me di cuenta que todo lo que podía enseñarles, era aquello que desde mi ser sentía, y que todo lo que les pudiera transmitir, les llegaría en la medida en que lo hiciera desde el corazón y la sinceridad. Si quería ser educadora, debía primero educarme a mí misma.

Inicié la búsqueda de mi verdad practicando la meditación en un centro budista; me matriculé en una escuela de psicología transpersonal; inicié grupos de yoga; asistí a grupos de crecimiento personal,  y sentí el anhelo de dar lo que agradecídamente recibía, pues ya no demandaba en la vida: tenía un enorme deseo de transmitir mi experiencia a los demás.

Atendí a alumnos, amigos en crisis y compañeros de trabajo que anhelaban cambiar sus conductas y formas de pensamiento; comencé a escuchar desde el corazón lo que sus almas susurraban, empecé a amarlos y a reconocerme en sus miradas.

Hoy en día soy una persona nueva que sabe que en la vida no hay problemas sino oportunidades para comprender y madurar. Estoy aprendiendo a soltar, a vivir en el respeto y la libertad, dando espacio a lo que viene, sin temor a la incertidumbre de la vida, sin miedo a las muertes o las pérdidas que el camino depare. En definitiva: a amar la vida desde mí, con mis dones y mis limitaciones. He comenzado a vivir desde la transparencia y la autenticidad.

Autora: Ana Arriola

Texto publicado inicialmente en facebook el 2 de diciembre de 2009

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

Haiki en Facebook, AQUÍ

Haiki en Twitter, AQUÍ@_Haiki   

*Haiki está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó. Ambos desde el 2009, y de manera muy intensa, están al frente de diversos proyectos digitales. Su presencia en la red se sustenta en tres pilares: la arquitectura, la Identidad Digital y nuestra actividad más personal en este blog de Haiki.

*Tanto Agnieszka Stepien como Lorenzo Barnó, han realizado el proceso SAT de Claudio Naranjo y, actualmente, están realizando la formación en terapia Gestalt. A su vez,  tienen segundo nivel de Reiki y son practicantes de artes marciales como Taekwondo, Kung-fu o Tai chi.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

Tagged with: ,

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top