Haiki
No Comments 71 Views

BUENOS Y MALOS

 BUENOS Y MALOS-haiki

Desde pequeños, nos enseñan que hay que ser buenos. ¿Buenos? ¿Qué será ser buenos?

Y si no lo eres, pues ya no eres digno de amor. Este es uno de los mayores introyectos que solemos tener.

Nos enseñan que ciertos sentimientos o emociones, no son válidas; que son malas. La rabia, la irá, la mala leche, están muy mal vistas; tienen muy mala prensa.

 

Con todo ello, acabamos pensando que el mundo es así, edulcorado, y que los malos son siempre los otros. Si, por un casual, se nos escapa un poquito de “maldad”, entonces ya nos enseñaron a sentir la culpa.

Y por si, todavía, no estaba todo perfectamente diseñado, nos meten el miedo a todo de tal forma, que, a veces, nos pensamos que forma parte de nuestro ADN.

 

Así, cual borregos, nos domestican para no hacer, para no sentir, para solo pensar y mejor hacerlo en imitación a nuestros mayores. Sin embargo, Nietzche, ya muchos años atrás, dio un grito en favor de la autenticidad y de la desobediencia como formas de vida.

O nos sacamos toda esa morralla de encima o estamos condenados a morir en vida.

 

Texto redactado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó (Haiki).

 

Haiki en Facebook, AQUÍ

Haiki en Twitter, AQUÍ. @_Haiki   

*Haiki está formado por Agnieszka Stepien y Lorenzo Barnó. Ambos desde el 2009, y de manera muy intensa, están al frente de diversos proyectos digitales. Su presencia en la red se sustenta en tres pilares: la arquitectura, la Identidad Digital y nuestra actividad más personal en este blog de Haiki.

*Tanto Agnieszka Stepien como Lorenzo Barnó, han realizado el proceso SAT de Claudio Naranjo y, actualmente, están realizando la formación en terapia Gestalt. A su vez,  tienen segundo nivel de Reiki y son practicantes de artes marciales como Taekwondo, Kung-fu o Tai chi.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top