Haiki
  • LA VIDA COMO REGALO.

      Resulta curioso ver cómo el ser humano parece haber olvidado cuáles son las cosas que nos llevan a vivir más felices. A día de hoy, parece presuntuoso cuando alguien habla de ciertas virtudes o fortalezas que le definen como persona. Sin embargo, para Martin Seligman (buque insignia de la Psicología Positiva) ser conscientes de estos talentos resulta la clave para soñar con lo que él viene a llamar “la auténtica felicidad”. Más curioso resulta que, ya en la Grecia clásica, Aristóteles defendía este mismo concepto e incluso planteaba cómo el ser humano debía tener un oficio donde estas virtudes se pusieran de manifiesto. De esta forma, se pretendía que, en el día a día de cada uno, se fueran potenciando y desarrollando, dando como resultado personas más plenas y  felices.   Sorprendentemente,  la sociedad del consumo, de la que cada uno de nosotros en mayor o menor medida formamos parte, nos ha hecho olvidarnos de este tipo de conceptos y nos ha metido en la cabeza la idea de que nuestra felicidad pasa por tener derecho a todo, siendo siempre posible ganar más dinero, alcanzar más poder, acumular más bienes y, así, tener la opción de tener o poseer

    Leer más...

Back to Top