Haiki
  • TOMAR LAS RIENDAS

    Venimos al mundo como seres casi puros, capaces de todo y con un potencial infinito. Sin embargo, desde el propio embarazo, nuestro talante original se va contaminando de lo que llega de fuera y las propias circunstancias de la vida van moldeando lo que terminamos siendo. Con todo ello, formamos nuestra estructura base de carácter, al que, posteriormente, le colocamos un “bonito” vestido que llamamos personalidad.  

    Leer más...

Back to Top